Deportes

Nono: "Ojalá algún día sea como Beñat"

El canterano dice que le gustaría llevar el dorsal 10 pero también espera "que no se quede libre".

el 14 feb 2013 / 22:09 h.

Nono posa tras el entreno del jueves en el Villamarín.

-->

José Antonio Delgado Villar, Nono en realidad, siempre ha ido por delante de la categoría que le correspondía por edad. Ahora tiene 19 años y ya se ha hecho un sitio en el Betis mientras cumple etapas en la cantera de las selecciones españolas. A partir de julio será profesional al cien por cien.

-¿Qué nota le pondrías al año?

-Un 7. Espero más de mí y sé que puedo aportar mucho más.

-Eres un habitual en las categorías inferiores de la selección. ¿Te ves algún día en la absoluta?

-Es muy complicado, pero es un sueño y veo a compañeros que lo han logrado. Es como una meta, reflejarme en Beñat, que es un ejemplo para mí. No creo que sea malo que me plantee ese objetivo, me da ilusión para trabajar.

-Desde fuera da la impresión de que eres muy maduro para tener sólo 19 años...

-Sí, soy hijo único y siempre he sido muy madrero. Con 13 o 14 años me fui a Madrid, al Atlético, y fue duro estar allí solo, viendo a mis padres sólo tres o cuatro veces al año. Ahí di un paso hacia la madurez. Mi madre no estaba y me tenía que buscar yo solo la vida, solucionar yo mismo mis problemas. Antes me lo hacía todo mi madre. Si tenía un problema, ella me sacaba del apuro, pero allí me tuve que valer por mí mismo y hacerme grandecito. Ahora el que elige soy yo, nadie decide por mí.

-Ahora que estás a una hora de casa será la gloria, claro.
-Es un lujo. Allí lo pasé muy mal, incluso una vez le dije llorando a mi madre que no se fuera. Por eso decidí venirme aquí. Vine con Gustavo [Sánchez, técnico de la cantera] y gracias a él estoy donde estoy, apostó por mí y me cambió el chip. Yo venía de una dinámica muy mala, en los últimos meses allí estaba pasota, echaba de menos mi casa. Él me dijo que había muchos chavales con mis cualidades pero que también debía tener la cabeza amueblada. Y también debo dar gracias a Pepe Mel, ha dado un vuelco en mi vida.

-Un chaval de El Puerto de Santa María que se va al Atlético y acaba en el Betis, ¿de qué equipo es?

-Yo siempre he sido del Barcelona, no voy a mentir, pero Joaquín era de El Puerto y los niños estábamos locos con él, así que también me hice del Betis. Vine a ver muchos partidos con mi padre. Fue la época de la Champions y es un club que gusta a la gente.

-¿Cómo asumes este año y medio meteórico que llevas?

-Es complicado y hay que tener la cabeza asentada. Mi madre me ayuda un montón, me mantiene los pies en el suelo. Ella es limpiadora y mi padre es albañil. Todo lo que he querido me lo han dado, no me puedo quejar, pero tampoco he vivido con lujos. Ahora que gano mi dinerito, me dicen que lo guarde y que sea humilde.

-No te meten presión para que los retires, ¿no?

-(ríe) Todavía no. A mi madre la he quitado de trabajar los fines de semana y le doy dinero para que esté bien. En unos años me dirá que la quite, pero ahora prefiere moverse y estar distraída.

-Tus agentes también tienen algo que ver en ese proceso de madurez, ¿verdad?

-Álvaro Torres me ha ayudado mucho también, como Loren del Pino y sobre todo Rodolfo Orife, que estuvo encima de mí. Cuando estaba arriba me hicieron tener los pies en el suelo y cuando las cosas fueron peor impidieron que me viniera abajo. No sólo como empresa, sino como personas les estoy muy agradecido.

-Dicen que no dudaste a la hora de renovar con el Betis.

-Había ofertas, del Barcelona B por ejemplo, pero es que estoy muy a gusto aquí. Como me dijo mi representante, para qué irte a un equipo en Segunda cuando ellos están buscando lo que tú ya tienes. Este es un club para formarme y ser grande.

 

-¿Te ves toda la vida aquí?
-Nunca se sabe, a lo mejor dentro de dos años el club no quiere que siga. Si fuera por mí, estaría encantado de estar aquí mucho tiempo, toda mi carrera. Le debo muchísimo al Betis.

-¿Qué dorsal elegirás en verano?
-No me lo he planteado. Siempre me ha gustado el 10, lo tuve en juveniles, pero me conformo con cualquiera. Espero que el 10 no se quede libre [ahora lo lleva Beñat].

-El club te ve como sucesor de Beñat. ¿Estás preparado para asumir ese papel?

-Estoy en proceso de formación, me quedan muchas cosas por aprender. Los matices me están ayudando a corregirlos Beñat, Salva, Cañas... Sólo espero en el día de mañana lograr lo que ha conseguido Beñat. Ojalá algún día pueda ser como él.

-¿Futbolísticamente eres más Beñat o Cañas?

-Pues los dos. Puedo hacer como Beñat y como Cañas. Mel también me ha inculcado defender, no correr tanto hacia delante y sí hacia atrás. En juveniles y cadetes no defendía mucho porque siempre jugaba más adelantado, pero en Primera o te pones las pilas o vas para allá, o te montas al tren o no te subes. Y en las coberturas y la colocación he mejorado mucho.

-No hay que confundir eso con un exceso de agresividad, ¿no?

-Eso ya lo estoy mejorando. Tú entras con ganas de hacerlo bien y comerte todo, pero muchas veces te pasas de frenada. Por otra parte, a mí siempre me ha caracterizado mi carácter, nunca me achico con nadie, y también es bueno tener ese toquecito de personalidad. Pero ahora sí estoy más tranquilo, sé cuándo ir y cuándo no.

-¿Te sientes más de Primera o Segunda B?

-Sinceramente, juego en el primer equipo pero todavía me considero del B. Ahora no me importa bajar y quitarme los anillos. En el filial he rendido como el que más porque estar aquí también depende de lo que hagas en el B. Si no lo haces bien, aquí no estás.

-¿El filial es tan malo como para ir último en su grupo de Segunda B?

-No. Lo que pasa es que es un grupo muy joven y la categoría es muy desagradable, hay muchos jugadores viejos que vienen de vuelta y saben a lo que juegan. Nosotros pecamos de inexperiencia.
­
-¿Crees en el Proyecto Heliópolis?

-Espero creer, pero es a largo plazo, no para ahora mismo.

-Sueñas con marcar al...

-Al Sevilla, pero ya mismo si puede ser. Sería una pasada marcar en un derbi, que es más que el Madrid o el Barcelona, sientes algo diferente. Me encantaría.

-Y sueñas con enfrentarte a...

-A Xavi e Iniesta. Después a lo mejor pienso que no debería haber dicho eso, pero me gusta porque es codearte con clase mundial. Será difícil que vuelva a haber alguno como ellos. 

-->-->

  • 1