Local

Normalidad y una sola baja en el primer día de clases

Casi 300.000 alumnos se reencontraron ayer con sus pupitres en el arranque del curso escolar en Sevilla, marcado por la ausencia de incidentes destacados. De las 600 bajas de profesores registradas el jueves, ayer sólo quedaba una por cubrir, con lo que el "normal" discurrir de las clases estuvo garantizado.

el 15 sep 2009 / 11:51 h.

TAGS:

M.J.F./ E.F./ C.R.

Casi 300.000 alumnos se reencontraron ayer con sus pupitres en el arranque del curso escolar en Sevilla, marcado por la ausencia de incidentes destacados. De las 600 bajas de profesores registradas el jueves, ayer sólo quedaba una por cubrir, con lo que el "normal" discurrir de las clases estuvo garantizado.

El de ayer fue un día de nervios, de llantos, de estreno, de ilusión como la que mostraban los pequeños al acceso de las Mercedarias de San Vicente y tantos otros colegios. Nada más que eso. Ni un incidente empañó el inicio del curso escolar en la provincia sevillana, una cita a la que acudieron 297.891 alumnos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Especial.

No siquiera el abultado número de bajas entre el profesorado (600 de las 26.597 plazas), que hacía augurar algunas lagunas en los centros sevillanos, afeó la jornada ya que, como explicó el delegado provincial de Educación, Jaime Mougan, las plazas se han cubierto entre el viernes y ayer y tan sólo un profesor quedó sin suplir. "Eso es algo absolutamente puntual en los 1.188 centros que han abierto", indicó.

Sólo un par de incidencias destacaron en la provincia, aunque ya eran bien sabidas: por obras, el colegio Luis Cernuda de Castilleja de la Cuesta y el Aníbal González de Sevilla empezarán gradualmente el curso, y en Paradas entraron ayer los de primer ciclo y hoy el resto, mientras que los 83.221 estudiantes de Bachillerato, FP, Enseñanzas de Régimen Especial y Adultos comenzarán el lunes día 22.

Mougan destacó como novedades del curso la extensión de la gratuidad de libros de texto a 200.000 alumnos en Sevilla, con una inversión de 22 millones de euros, y el nuevo servicio de transporte para Bachillerato y Formación Profesional, "que ha supuesto un enorme esfuerzo logístico". A ello se suman los nueve centros a estrenar que se han incorporado a la red sevillana, lo que ha supuesto un desembolso de 33 millones más.

El delegado, que inauguró el curso en el colegio José María del Campo de Triana, acompañado por el consejero de Vivienda, Juan Espadas, enfatizó el que día de ayer era el de la "ilusión" y servía para mostrar "lo esfuerzos de toda la comunidad educativa en la formación de los sevillanos del futuro".

El entusiasmo del delegado se vio enfriado por la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Fapa), que cuestionó que todas las bajas de docentes hayan sido cubiertas. En su opinión, "aún sigue habiendo varias plazas desiertas", explicó su portavoz, José María Mesa.

En nombre de los padres manifestó su "preocupación" por esta nueva tendencia de parte del profesorado que se dan de baja antes del inicio del curso y de alta por navidad. Por eso solicitó a la Junta que tome cartas en el asunto y que aumente los recursos para controlar estas bajas fraudulentas con un mayor servicio de inspección médica.

Pese a reconocer que cada vez hay mayor normalidad en el arranque del curso, si bien incidió en que no se cumple la ratio de alumnos por clase en algunos centros, donde se rebasa la barrera de 25 y hay 28 o 29 escolares por aula. Además destacó incidencias como centros aún en obras como el de Coria del Río y la "falta de responsabilidad" de algunos ayuntamientos que no cumplen con las tareas de mantenimiento y puesta a punto de los centros de Infantil y Primaria.

  • 1