Local

"Nos lanzamos a la orgía de las renovables"

Vidal-Quadras se muestra a favor de explorar el gas no convencional como EEUU y es defensor de las nucleares.

el 11 oct 2012 / 19:56 h.

TAGS:

"Nos hemos pasado algunos pueblos en energías renovables". El eurodiputado Alejo Vidal-Quadras dejó notar su verbo punzante y permitió que el diálogo posterior a su conferencia dentro del Foro Hablemos de Europa se animara con asuntos controvertidos que saltaron desde, en su opinión, la excesiva apuesta por las renovables hasta el pulso independentista de Cataluña. Vidal-Quadras, vicepresidente del Parlamento europeo, defendió la importancia de un marco legislativo estable en materia energética. "No se pueden cambiar las reglas de juego a mitad del partido", señaló en una afirmación que refrendaron sus compañeros de una mesa integrada fundamentalmente por empresarios del sector. El principal error de España, a su juicio, en esta materia es que se lanzó "a la orgía de las renovables".

Las preguntas fluyeron y fueron muchas. Mercedes Galindo, responsable de la empresa Magtel, se preguntó cómo es posible encontrar vías para exportar la producción de energía renovable española. Vidal-Quadras fue categórico: "Nos hemos pasado algunos pueblos en energías renovables". Los expertos reunidos en el hotel Colón, dentro de las jornadas organizadas por El Correo de Andalucía con el patrocinio del BBVA, indicaron que no todas las renovables deben entrar en el mismo saco, distinguiendo entre la eólica y la solar. Antonio Ortiz, gerente de Ditecsa, lamentó que en energías renovables se cayera en "el pelotazo" y señaló que ahora "uno de los pilares de la salida de la crisis está en exportar".

Jesús Maza, consejero delegado de Emasesa, apuntó que quizás en política energética, el Gobierno español se dejó "llevar más por el estomago que por la cabeza". El eurodiputado le dio la razón. Rafael Borrero, Director Red BBVA, advirtió sin embargo del peligro de "cambiar las reglas del juego a mitad de partido". El expresidente del PP de Cataluña lo corroboró. "En política energética no se puede hacer política de impulso-frenazo. Hay que actuar de una manera previsible. Son inversiones muy grandes". En su opinión, España -como otros países- tiene en este momento un problema energético. "Es absurdo ir posponiendo los problemas. Subir el precio de la energía no es popular porque al votante no le gusta que le suban la factura de la luz, a las empresas tampoco le gusta y encima sube la inflación", reflexionó. Sin embargo urgió a que se tomen decisiones.

Pablo Cortés, director gerente de Aicia, incidió en que "todas las energías renovables se meten en el mismo paquete y no todas son iguales" y criticó la imprevisión política. "En España no hay política energética a diez años", afirmó. Pedro Méndez, director de Relaciones Institucionales de Endesa, lamentó que España en lugar de apostar por la eficiencia lo haya hecho por las renovables. "Hay que buscar la sostenibilidad medioambiental pero también la económica. Encima somos los Quijotes de esto".

Vidal-Quadras admitió que la crisis lo complica todo. "España no está en su mejor momento. Si vas a los sitios a pedir, estás en posición de inferioridad", admitió.

El vicesecretario de Formación del PP-A, Mario Bilbao, se interesó sobre la posición de Europa ante el gas no convencional que ha revolucionado Estados Unidos. "No hay unanimidad", admitió Vidal-Quadras. Distinguió entre Polonia, que con un severo problema de dependencia energética de Rusia, se ha lanzado a su explotación, frente a Francia, que apuesta por la energía nuclear y se niega a esa nueva vía, avalando las resistencias de los ecologistas. "Es una tecnología muy agresiva pero está funcionando en EEUU que no es Uganda", señaló. A su juicio Europa debería sumarse. "No tendría duda en hacerlo con las debidas garantías". También dejó clara su apuesta por la energía nuclear y criticó el viraje de Alemania tras la catástrofe de Fukushima. "El tsunami se llevó por delante a 30.000 personas y no la central nuclear", apostilló Emilio García, de la Fundación San Telmo, con la aquiescencia del eurodiputado.

Pero si hubo un tema estrella fue Cataluña. El exlíder del PP señaló que "Cataluña está en un proyecto suicida para Cataluña, para España y para Europa". Consideró que el órdago de Artur Mas cala porque "la opinión púbica catalana ha sido trabajada durante tres décadas en una dirección y creen que les expolian fiscalmente y que solos vivirían mejor". "Es un clamor que la estructura territorial del Estado español hay que reformarla porque no la podemos pagar", sostuvo. "¿Por qué la sanidad de Cataluña recorta y mantienen un piso de lujo en Manhattan?", espetó. "No se pueden pagar fantasías autocomplacientes. Hemos montado un tinglado", lamentó. "Convertir a España en el Estado más descentralizado del mundo se hizo con un objetivo político clave: apaciguar a los nacionalistas. Pues miren que brillante resultado, que están en una agenda independentista rabiosa. Con una mano piden 5.000 millones y con otra la independencia. El Gobierno debe poner coto", aseguró, convencido de que toca la intervención de Cataluña y "cortarles el grifo".

  • 1