jueves, 13 diciembre 2018
17:29
, última actualización
Economía

«Nos responsabilizamos de reducir la siniestralidad y mejorar la calidad»

Desde el control de acceso a la gestión documental y la homogeneización de procedimientos con las subcontratas, Clever Global nació para facilitar el trabajo a otras empresas. Ya acompaña a Acciona o Abengoa en sus proyectos exteriores.

el 18 ene 2015 / 12:30 h.

TAGS:

Fernando Gutiérrez Huerta, en las oficinas de Clever Global en el municipio de Tomares. / PEPO HERRERA Fernando Gutiérrez Huerta, en las oficinas de Clever Global en el municipio de Tomares. / PEPO HERRERA —¿Cómo arranca el proyecto de Clever Global? —La empresa empezó a operar en 2004 con el objetivo de desarrollar servicios TIC en un momento de gran demanda, en el que apareció la oportunidad adecuada para desarrollar un proyecto propio. —¿Qué necesidad detectó? —Por entonces trabajaba en Sadiel, que necesitaba subcontratar ciertos servicios, por lo que les planteé la posibilidad de montar yo la empresa que les proveyera de esos servicios. Fue el punto de partida. Empezamos con proyectos muy generalistas, a cada cliente le ofrecíamos cosas distintas. Nos dimos cuenta de que teníamos una experiencia dispersa y decidimos concentrarnos. —¿Qué es lo que ofrecen? —Garantizamos que las empresas subcontratadas, el personal subcontratado y propio, las maquinarias y los vehículos cumplen los requisitos exigidos en tiempo real. Requisitos de prevención de riesgos, de cumplimiento de obligaciones administrativas y medioambientales. Los controles previos permiten impedir el acceso a las instalaciones de la obra de los que no cumplan. También proporcionamos los controles de acceso y la tecnología y el personal para realizar las auditorías sobre el terreno. Para comprender la importancia de nuestro servicio hay que entender el riesgo que supone, para la propia persona y la empresa, que alguien que no tenga un contrato laboral en regla o una formación adecuada vaya a realizar un trabajo. Controlar esto cuando interviene un gran número de empresas, maquinarias y vehículos requiere tener los medios, la tecnología y la experiencia necesarias. —¿Cuál es su ventaja competitiva y su valor añadido? —Nuestra ventaja competitiva fundamental es, por una parte, ofrecer el servicio y la tecnología necesaria para obtener los resultados evitando a nuestros clientes la inversión y garantizando que nosotros nos responsabilizamos de cumplir los objetivos: reducir la siniestralidad laboral, aumentar la seguridad jurídica y mejorar la calidad de los trabajos. —¿Cuál es el perfil de empresa a la que se dirigen? —Todas las que subcontratan son potenciales clientes, pero el cliente tipo suele ser grande, con actividad internacional y con elevada cultura de control de riesgos. Acciona, Abengoa, Airbus, Sunedison, Aguas Andinas y Endesa-Enel son algunos de nuestros principales clientes. —¿Algunos números en los que se traduzca su gestión? —Actualmente controlamos a más de 120.000 trabajadores, 10.000 máquinas y vehículos en 600 centros de trabajo. —Cuentan con varias filiales en el extranjero. ¿Cómo afrontaron ese plan de internacionalización? —Nuestra posición internacional, además de capacidad de crecimiento y diversificación, es un valor diferencial fundamental porque nuestros clientes necesitan homogeneizar proyectos en todos los países en los que operan y adaptarlos a las particularidades de cada país. Desde 2007 somos una compañía multinacional. Empezamos en Chile y nos hemos ido desplegando por el resto de Latinoamérica, donde tenemos filiales en seis países. Además prestamos servicios en 27 países entre los que destacan Sudáfrica, EE.UU., Inglaterra, la India e Israel. Nuestra fórmula de implantación internacional suele ir de la mano de nuestros clientes que nos piden servicios allá donde ellos consiguen contratos. —¿Cómo es esa tarea? —Una multinacional española va a hacer un proyecto en Brasil, para lo que va a subcontratar a 3.000 personas. Se crean hasta cinco o seis niveles de subcontratación y nosotros supervisamos que cada trabajador esté contratado, que le pagan la nómina –no en negro–, que las empresas pagan los impuestos... —¿En España qué problemática han encontrado en la cadena de subcontratistas? —Con la crisis han aumentado mucho las empresas que no están al día en el pago de los impuestos y los seguros sociales. Si no están al día, no pueden acceder porque la empresa contratista es responsable subsidiaria. También se percibe en todo lo relacionado con la prevención de riesgos laborales. —¿Clever Global en cifras? —Tenemos una facturación que apunta a 10 millones de euros y una plantilla de más de 100 personas en todo el mundo.   EL PERFIL. Una solución global Aunque estudió Ingeniería Industrial, su pasión por los ordenadores le marcó el camino en otra dirección. Fernando Gutiérrez Huerta (Sevilla, 1970), tras trabajar en grandes empresas y en países como Colombia, decidió embarcarse en su propio proyecto. «Encontré en el desarrollo empresarial una vía para realizarme profesionalmente y para mejorar el mundo en que vivimos», señala, aunque admite que lo complicado fue hacerse escuchar entre las grandes. Ahora el boca a boca y la experiencia acumulada allanan el camino.

  • 1