Local

Nos vamos yendo y además...

Con este tráfico voy a llegar tarde. Bueno, quizás sea mejor, no me vaya a pasar como en la misa por Gabriel que le di el pésame y los besos correspondientes a una señora que no era la viuda.

el 14 sep 2009 / 23:33 h.

Con este tráfico voy a llegar tarde. Bueno, quizás sea mejor, no me vaya a pasar como en la misa por Gabriel que le di el pésame y los besos correspondientes a una señora que no era la viuda.

¡Qué pena me da que se haya muerto Juan! Fue mi íntimo amigo en el colegio, en los tiempos de la universidad, después de nuestras bodas... Pero, ¿cuánto hace que no nos veíamos? En fin, eso ya no tiene arreglo. Me parece que lo voy a pasar en el funeral como en el pescaíto del lunes de Feria, ¡o sea, fatal! ¡Esos amigos a los que veo una sola vez al año..! ¡Qué horror cuando me percato del deterioro intelectual de Pedro! O lo mal que le ha sentado la vejez a Asun. Y esas personas que van faltando que llenaron de contenido mi vida. Y ahora, ¿recordaré la cara de Manoli, la viuda? Porque a los hijos está claro que no los identificaré; ¡toma, si la mayor ha pasado de los 40 y la última vez que la vi tendría 8 o 9 años! A esa edad comenzamos Juan y yo nuestra amistad. Hasta nos echamos novia casi a la vez. Juntos también en la JUMAC, en los orígenes del Partido Andalucista... Y siempre la afición por la música. Aquella canción ¿de Leo Ferre? en la que el protagonista se sorprendía de que una mujer que lo había sido todo para él, hubiere desaparecido de su vida. Lástima no recordar la letra. Y, simultáneamente, los clásicos... Ese amor por la música sí que lo he conservado, aunque oigo cada vez menos.

Ya estamos llegando. ¿Tendré ánimo para abordar lo que me queda de vida? ¿Soportaré mi reuma, mi sordera, mis lapsus mentales? Aunque no debería quejarme: aún disfruto con los conciertos de nuestra ROSS, todavía soy capaz de saborear un buen amontillado, y de leer, de charlar con los amigos que me van quedando, de amar a mi mujer.

Vaya, he llegado a tiempo! Faltan nueve minutos. Esa debe ser Manoli. ¡Lo siento mucho! Ah, perdona, creí que eras Manoli. Claro, claro, eres su hermana, ya nos conocíamos, os parecéis mucho. ¡Vaya por Dios, otra vez metí la pata! Anda Vicente, entra en la Iglesia y estate quietecito. ¡Cuánto se hubiera reído Juan si estuviera vivo!

Vicente Plural es un colectivo de profesionales andaluces

  • 1