Local

Noticia de prueba 2 (no borrar)

El alcalde ya ha dado instrucciones al Gobierno local para que se inicien los estudios necesarios para limitar la velocidad a 30 kilómetros por hora en distinas zonas de la ciudad. Sobre la mesa están, como admitió ayer la portavoz del Gobierno municipal, Nieves Hernández, las nuevas vías en las que se ha implantado el sentido único.

el 03 may 2010 / 10:11 h.

TAGS:

La Ronda histórica, la segunda ronda y Luis Montoto podrían así rediseñarse para incorporar medidas que permitan una reducción de los límites de velocidad. El plan de trabajo municipal, que imita el modelo aplicado en Barcelona o Zaragoza, implicaría no sólo un cambio de señalizaciones, sino una serie de medidas restrictivas y de templado del tráfico, como puedan ser badenes.

“No es una medida sólo para una parte de la ciudad, sino que es una preocupación de muchos vecinos. Se ha abierto el debate, es una propuesta interesante que sólo se aplicará tras lograr el consenso. Ahora se abre un proceso de participación”, explicó Nieves Hernández, quien incidió en que “la primera respuesta ha sido positiva”.

Pese a esto, el plan se encuentra aún en fase embrionaria y, como admitió ayer la portavoz, aún hay muchos interrogantes por resolver. El primero afecta al Centro. Tanto el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) como la propia ordenanza de peatones y ciclistas apuntan a la declaración de todo el casco histórico como zona 20, con una limitación incluso superior a la propuesta difundida por el alcalde. Sin embargo no se controla. “Por las propias circunstancias físicas del núcleo urbano es díficil que se alcance una velocidad superior”, apuntaron desde la Delegación de Movilidad.

Hernández se limitó a admitir que podría ser la primera zona en la que se aplicase este plan, aunque aún no hay fechas, no sólo para la limitación de velocidad sino tampoco para la implantación de los controles de acceso al casco histórico. “Seguimos en un proceso de debate”, apuntó Hernández, en referencia a la posibilidad de cambiar los términos del diseño planteado inicialmente por Movilidad que dividía el Centro en cuatro zonas y fijaba un periodo libre de acceso al núcleo urbano de 45 minutos. El segundo interrogante afecta a los barrios de la ciudad. La propuesta plantea limitar la velocidad en las calles de un solo carril y en los puntos negros de la ciudad. Pero ahora queda por definir si será con carácter general o determinadas áreas limitadas.

  • 1