lunes, 18 marzo 2019
14:43
, última actualización
Cultura

«’Novela negra’ es solo un modo de que el lector sepa dónde encontrar mis libros»

Carlos Zanón presentó en la Fundación Tres Culturas de Sevilla su última novela, ‘Yo fui Jhonny Thunders’, y anunció una próxima colaboración con el guitarrista Andrés Herrera, ‘El Pájaro’

el 12 jul 2014 / 23:00 h.

TAGS:

Carlos Zanón, a la derecha, presenta su libro junto a ‘El Pájaro’ en la Fundación Tres Culturas. / El Correo Carlos Zanón, a la derecha, presenta su libro junto a ‘El Pájaro’ en la Fundación Tres Culturas. / El Correo Aunque muchos han querido encasillarlo en el género de la novela negra o negrocriminal, Carlos Zanón (Barcelona, 1966) se resiste. Y para despejar las dudas, ha regresado a los anaqueles de novedades de las librerías con una nueva obra, Yo fui Jhonny Thunders, que acaba de ver la luz en RBA y que tiene más música que muerte. Recientemente la presentó en la Fundación Tres Culturas de Sevilla, donde se hizo acompañar del guitarrista Andrés Herrera, El Pájaro. «Es mi novela más personal, en la que he querido estirar un poco lo que se consideran los límites de la novela negra», explica. «En el fondo, lo que quería era escribir una novela dentro de una canción de rock and roll». La obra narra el regreso de Francis, Mr. Frankie, a su barrio barcelonés, del que salió buscando la gloria y la fama, y al que ahora vuelve tratando de recuperarse de su drogadicción y de encontrarse a sí mismo. «Es una novela con violencia, pero social, que muestra a una persona de clase-media baja en una situación límite. ¿La califican de novela negra? No me preocupa, para mí esa etiqueta es solo un modo de que el lector sepa dónde encontrar mis novelas en las librerías». Y aunque la acción se desarrolla en Guinardó, el barrio donde se crió Zanón, «es extrapolable a cualquier barrio alejado del centro de cualquier ciudad grande». Eso sí, no se trata del único detalle que el protagonista comparte con el autor. «Todos los personajes tienen muchas cosas mías, no tanto en lo que respecta a devenir biográfico, pero sí sobre la perspectiva. Sin embargo, Mr. Frankie es el típico personaje carismático que nunca pierde el carisma, el típico desastre que desata huracanes a su alrededor», comenta el autor de Tarde, mal y nunca y No llames a casa. Cuando se le pregunta si está de moda que los escritores vuelvan a fijarse en las periferias de las ciudades para ambientar sus ficciones, asiente. «Creí que se ha producido un cambio de dinámica: por lo que sea, los hijos del baby boom, que ya somos cuarentones, es decir, que tenemos la edad de los novelistas, nos hemos criado en pueblos obreros, industriales, de clase media, y ahora nos toca escribir sobre lo que hemos conocido. Pérez Andújar, Kiko Amat o en su día FranciscoCasavella tienen este elemento en común. Es una cuestión generacional», dice Carlos Zanón. Antes de abandonar Sevilla, el escritor barcelonés anuncia que su encuentro con El Pájaro no fue casual. «Hemos hablado de que yo escriba las letras de su próximo disco, aunque somos como el agua y el aceite», ríe. «Lo conocí hace unos años, y desde entonces soy un gran admirador de lo que hace. Es un genio y me hace mucha ilusión colaborar con él en un proyecto futuro». Para terminar, se refiere a la adaptación al cine de su anterior novela, No llames a casa, a cargo del director Daniel Calparsoro. «Ya está el guión definitivo y parte de la financiación, pero una película depende de tantas cosas que mejor no pensarlo mucho», dice. «Lo seguro es que mi cultura es audiovisual, pienso en imágenes. La influencia del cine es tan fuerte como la de los libros».

  • 1