viernes, 26 abril 2019
15:52
, última actualización
Local

Noviembre está siendo el mes más seco desde 1951

Este mes es, hasta hoy, el noviembre más seco en Sevilla desde 1951, es decir, desde que existen estadísticas en el Ministerio de Medio Ambiente. En la capital, la lluvia recogida no llega a una décima de litro por metro cuadrado.

el 15 sep 2009 / 18:40 h.

TAGS:

Este mes es, hasta hoy, el noviembre más seco en Sevilla desde 1951, es decir, desde que existen estadísticas en el Ministerio de Medio Ambiente. En la capital, la lluvia recogida no llega a una décima de litro por metro cuadrado, cuando la media del mes ronda los 81 litros. Desde el día 5 no cae ni una gota.

Noviembre es el mes otoñal por excelencia, el de la lluvia, el brasero y el frío. Ése es el tópico de postal, nada que ver con el noviembre que este año le ha tocado en suerte a Sevilla: seco, muy seco, y suave. Según las estadísticas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) cerradas a día 17, estamos por ahora ante el mes más seco desde que existen estadísticas anuales, desde 1951.

Es cierto que el mes aún no se ha cerrado, "pero la previsión no anuncia lluvia para Sevilla en los próximo días, con lo cual es muy complicado que se mejoren los registros de la provincia", explica Delia Gutiérrez, técnico de la Aemet.

El balance histórico del Ministerio de Medio Ambiente indica que, como media, en noviembre caen 81 litros por metro cuadrado en la provincia. Sin embargo, a día de hoy, en el punto de medición del Aeropuerto de San Pablo el nivel de lluvia registrado es "inapreciable", etiqueta que se usa cuando las precipitaciones no llegan ni a una décima de litro por metro cuadrado. En la provincia, los datos son algo mejores, pero muy alejados de lo que, por lógica, debería corresponder a estas fechas: en Marchena se han recogido entre 10 y 15 litros, en Écija unos 15 y en Morón de la Frontera superaron los 19 litros por metro cuadrado, que hoy por hoy es el hito de lluvias en lo que va de mes, aún estando 62 litros por debajo de la media.

Desde el 5 de noviembre no ha llovido nada, y en esos cinco primeros días del mes las precipitaciones fueron "casi una anécdota, muy pequeñas", constata Gutiérrez. La causa de esta sequedad hay que buscarla en el anticiclón instalado sobre la zona occidental de Andalucía, "tan potente que impide la llegada de frentes" potentes que descarguen agua. Con las cifras actuales, "es muy posible" que el noviembre de 2008 se sitúe por debajo de las cuatro décimas de litro registradas en 1981, que por el momento se lleva el título de noviembre más seco de los últimos 57 años. El año de la gran sequía, 1992, cayeron hasta 2,7 litros por metro cuadrado en dicho mes.

Aunque no trascienda a la opinión pública porque no hay restricciones, lo cierto es que Andalucía afronta este otoño su cuarto año de sequía meteorológica -por falta de lluvias-; rozamos ya la sequía hidrológica -problemas en el nivel de los ríos y de reservas en los embalses-, pero el consumo humano, el industrial y el agrícola están garantizados. Los pantanos de la cuenca del Guadalquivir, a fecha 18 de noviembre, estaban al 32,63% (2.406 hectómetros cúbicos), un punto menos que en el mismo periodo de 2007 y 15,5 menos que la media de los últimos nueve años; ante esta situación, es obligado que los consumidores ahorren el agua que sea posible.

previsión. Para los próximos días, la Aemet pronostica cielos soleados (máximo de un 5% de probabilidad de lluvia), con temperaturas entre los 7 y los 20 grados. En una semana, eso sí, los termómetros bajarán siete grados, hasta los 4 de mínima.

  • 1