Local

Nuclear: peligrosa pero necesaria

Los expertos discrepan sobre la seguridad y la indispensabilidad de esta energía.

el 19 mar 2011 / 19:51 h.

TAGS:

Exterior de la central nuclear de Garoña (Burgos).
El accidente en la central de Fukushima tras el terremoto de Japón ha avivado el debate sobre la energía nuclear y elevado la desconfianza hacia esta fuente energética. Una sensación a la que han contribuido declaraciones como las del comisario europeo de Energía, Günther Öttinger, quien calificó de "apocalíptica" la situación en la planta nipona.


Los detractores de las nucleares han aprovechado esta crisis para reclamar el cierre de las centrales y exigir una apuesta por las renovables, y más en España, un país donde el viento y el sol son unos recursos que abundan. Por contra, los pronucleares reiteran que lo que ha sucedido en Japón es muy difícil que se pueda volver a repetir e insisten en que es imposible vivir sin energía nuclear: los ocho reactores que están activos en España produjeron el año pasado el 20,21% de la electricidad.

Unas explicaciones que no convencen a los ecologistas, que aducen que la energía nuclear es sumamente peligrosa y sus residuos tienen una vida de cientos de miles de años. De hecho, recuerdan la controversia generada en España por la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, cuya ubicación aún no se ha decidido.

La bandera de la peligrosidad que enarbolan los críticos de las plantas nucleares ahora se está agitando con más insistencia. No en vano el accidente de Fukushima ha obligado a los gobiernos a dar un giro en su política nuclear. La canciller alemana, Angela Merkel, decidió esta semana suspender durante tres meses el alargamiento de la vida útil de las centrales de su país, y Suiza ha paralizado las tres plantas que tenía en proyecto. Además, la Unión Europea (UE) dispuso la realización de pruebas de resistencia de las centrales ya en funcionamiento.

Pruebas de estrés. En España, siguiendo las directrices de la UE, el Gobierno ha solicitado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) una revisión de los sistemas de seguridad de todas las plantas. Eso sí, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reitera que su política nuclear no variará después de que en febrero se aprobase con el apoyo del PP, PNV, CiU y Grupo mixto que las centrales nucleares puedan superar los 40 años de vida.

La controversia está servida y el futuro de las nucleares es hoy una carga para los gobiernos, que tendrán que sopesar los pros y contras de esta energía.

En primera persona

María Teresa Rodríguez. Presidenta del Foro Nuclear
'Las renovables no pueden ser la única tecnología'

La presidenta del Foro Nuclear, María Teresa Rodríguez, tiene más que claro que la energía nuclear no puede ser sustituida por las energías renovables a corto plazo. Ambas "son complementarias y necesarias", señala Rodríguez. Pero su apuesta es "un mix eléctrico equilibrado de las distintas fuentes disponibles en la actualidad". La presidenta del Foro Nuclear reitera que un sistema eléctrico no se puede mantener únicamente con renovables, "si bien son necesarias y tienen que tener cada vez más peso, no pueden ser la única tecnología que cubra las necesidades eléctricas de un país, ya que son fuentes intermitentes que dependen de agentes externos para su funcionamiento". Rodríguez advierte de que la energía nuclear es la tecnología que más horas funciona, al estar operativas las 24 horas de los 365 días al año, a esta ventaja se añade que esta energía es una fuente que no emite CO2. Cuando se le pregunta por la seguridad, más en duda que nunca, tira de guión: "El pilar en torno al cual se desarrolla la actividad nuclear es el de la explotación segura".

José Luis García. Responsable de Energías de Greenpeace
'Lo sucedido en Japón puede ocurrir en otro lado'

"El accidente de Fukushima puede ocurrir en cualquier otra instalación nuclear del mundo. En España tampoco estamos libres y más teniendo en cuenta que este siniestro no se ha podido evitar en un país como Japón, que tiene la mejor tecnología y los mejores recursos". Así de contundente se pronuncia el responsable de Energías de Greenpeace, José Luis García, por ello pide que se abandone la energía nuclear y se opte por las renovables. "Nosotros tenemos estudios que avalan que para el 2050 el 100% de la electricidad puede proceder de las renovables. De hecho, el año pasado el 21% de la electricidad procedió de las nucleares y el 35% de las renovables", afirmó. En este sentido, recordó que el nivel tecnológico de España es de primera línea: "Además los recursos como el viento y el sol abundan en nuestro país, algo que no sucede ni con el uranio ni con los combustibles fósiles como el petróleo, el gas o el carbón". A estos beneficios de las renovables, García suma el de los puestos de trabajo: "Dan 100.000 empleos directos y 130.000 indirectos".

José Enrique García. Físico nuclear, profesor de la Universidad de Huelva
'La energía fotovoltaica es muy costosa'

El físico nuclear y profesor de la Universidad de Huelva, José Enrique García, tiene claro que sin energía nuclear actualmente no se puede vivir. Es más, afirma que si se quiere prescindir de ella "tendríamos que cambiar el actual ritmo de vida que llevamos". García explica que en estos momentos la energía nuclear genera el 20% de la electricidad, el mismo porcentaje que la energía eólica, pero explica que con la diferencia de que los molinos no funcionan de forma permanente, hay épocas como el verano al mediodía que están parados, "por lo que no generan energía, algo que no sucede con las nucleares". Respecto a la energía fotovoltaica, asegura que los paneles solares son muy costosos, a lo que también se une que no siempre hay sol, por ello explica que la energía nuclear, en estos momentos, es imprescindible. "Si la eliminaríamos se tendrían que utilizar más combustibles fósiles como gas, petróleo y carbón", dice. Este físico nuclear también hace hincapié en que las centrales nucleares son limpias y no generan CO2, aunque admite que siempre han tenido mala fama.

Raquel García Monzón. Miembro del programa del Cambio Climático de WWF
'Hay que apostar por el ahorro y la eficiencia'

WWF pide que se haga una apuesta por las energías renovables, las políticas de ahorro y la eficiencia energética. Además, esta asociación ecologista reclama que se prescinda de las centrales nucleares. Raquel García Monzón, del programa del Cambio Climático de WWF, plantea que se haga un esfuerzo inversor en energías renovables que ayude a evitar los gases de efecto invernadero y así dejar de depender de la energía que viene del exterior. García Monzón insiste en que se deben desmantelar las centrales nucleares porque son muy peligrosas en situaciones impredecibles como terremotos o incluso posibles ataques terroristas. A ello se une que no hay soluciones definitivas al problema de la gestión de los residuos radiactivos, "que son difíciles de eliminar". Por si fuera poco, García Monzón, para poner más trabas a las centrales nucleares, remarca que sus costes de construcción son muy caros, además de generar pocos puestos de trabajo, "a diferencia de las renovables, que crean más empleo y mejoran la competitividad de nuestras empresas".

 

  • 1