Local

"Nuestra memoria es más fuerte que las pistolas de ETA"

Dos pistoleros de ETA dispararon al concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y a su mujer, Ascensión García Ortiz, el 30 de enero de 1998 en la calle Don Remondo. La ciudad los recuerda cada año

el 30 ene 2010 / 17:41 h.

TAGS:

Homenaje en el lugar donde fueron asesinados Jiménez Becerril y su esposa.

"Nuestra memoria es más fuerte que las pistolas de ETA", dijo ayer Teresa Jiménez-Becerril, la hermana del concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril, asesinado por ETA hace 12 años junto a su esposa cuando ambos volvían a casa de madrugada, por las calles del barrio de Santa Cruz. En la esquina de la calle Don Remondo donde fueron abatidos de un disparo cada uno la madrugada del 30 de enero de 1998, el Ayuntamiento, la fundación Jiménez-Becerril y la familia volvieron a congregarse para depositar una corona de laurel bajo la placa que recuerda el crimen.

Como cada año, junto a la corporación municipal volvió a reunirse la de entonces, encabezada por Soledad Becerril, que nunca falta al homenaje y que siempre repite sin dudar un segundo que esa madrugada fue la peor, en su mandato como alcaldesa de Sevilla, y en su vida. Fue ella quien informó del asesinato a la familia del concejal.

"¿Cuántos años hace que mataron a tu hermano?, me preguntan, y yo digo que 12 años, pero para mí han sido 12 horas o 12 minutos, porque no ha pasado el tiempo -dijo en el homenaje Teresa Jiménez-Becerril, hoy europarlamentaria del PP-. Yo los veo venir entre risas, yendo a su casa para besar a sus hijos, que estaban dormidos". El crimen se produjo sobre la una de la madrugada, cuando el matrimonio volvía del bar Antigüedades. Tenían tres hijos, por entonces de entre cuatro y nueve años.

Dos de ellos, junto a la madre y dos hermanos de Alberto, estuvieron ayer en la misa de homenaje que cada año se celebra en la Catedral, y que por primera vez no ha presidido el arzobispo. El ahora cardenal emérito, Carlos Amigo, ofició siempre esta celebración, que ayer presidió el vicario general, Francisco Ortiz, que dedicó su homilía a realizar un alegato por la paz: "No es lícito usar las amenazas, los secuestros y mucho menos los asesinatos como medio de presión o estrategia política", insitió.

A la misa asistieron el alcalde, el socialistas Alfredo Sánchez Monteseirín, la segunda teniente de alcalde y delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, y una nutrida representación municipal. Estuvieron todos los concejales del PP, y al frente su portavoz, Juan Ignacio Zoido. El primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, de IU, no estuvo en la misa pero sí en la ofrenda floral, que finalizó el alcalde al dar las gracias a las decenas de asistentes "por acompañarnos un año más y por mantener vivo este recuerdo".

El PP apoyará la Ley de Víctimas "diga lo que diga".

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, anunció ayer que su partido apoyará, "diga lo que diga", la Ley de asistencia a las víctimas del terrorismo presentada por el PSOE andaluz y ha pedido que la Cámara tenga una sala dedicada a su parlamentario Alberto Jiménez- Becerril, asesinado por ETA.

Arenas participó, junto a la presidenta del Parlamento vasco, Arantxa Quiroga, en un acto del PP andaluz en el duodécimo aniversario del asesinato del edil y su esposa, la procuradora de los tribunales Ascensión García Ortiz.
Allí, lamentó el retraso de la Ley de Víctimas.


  • 1