Economía

«Nuestro pan no subió en 12 años, pero ahora el trigo está desorbitado»

El gerente de Polvillo trabaja codo con codo con sus tres hermanos y su padre en una de las firmas panaderas más señeras de Sevilla. Su apuesta es posicionarse a nivel nacional, con productos típicos andaluces y panes de soja, multicereales y con nuevos sabores.

el 15 sep 2009 / 01:21 h.

El gerente de Polvillo trabaja codo con codo con sus tres hermanos y su padre en una

de las firmas panaderas más señeras de Sevilla. Su apuesta es posicionarse a nivel nacional, con productos típicos andaluces y panes de soja, multicereales y con nuevos sabores.

-¿Cómo fueron los inicios de Polvillo y cómo consiguió posicionarse en Sevilla?

-La empresa la fundó mi abuelo en Salteras. Tuvo una infancia muy difícil y a continuación se vino a Sevilla, primero al barrio León y luego en el Cerro. Es entonces cuando se incorpora mi padre, que es hijo único y ahí empieza el verdadero crecimiento, porque se hizo una apuesta por la innovación tecnológica y se compraron hornos caros pero más potentes. Paralelamente, comenzamos a abrir nuestros propios puntos de venta, algo antes de 1960, regentados por mi familia.

-¿Cuándo se produce el salto?

-Fue cuando nos trasladamos a donde estamos ahora, a la fábrica de Santa Clara de Cuba, donde el espacio era mayor y nos permitía mayor capacidad de producción.

-¿Cuáles son los productos que fabrica Polvillo?

-Pan fresco del día y pan precocido ultracongelado. Estamos creciendo sobre todo en este último porque hay que tener en cuenta que hemos pasado de tener un producto perecedero 100% con un radio de acción relativamente pequeño a uno que tiene fecha de caducidad de un año.

-¿Qué supone la innovación para un sector como el del pan y cuáles son las últimas novedades tecnológicas en Polvillo?

-Al entrar en el mercado del pan ultracongelado hemos dado el salto a las mejores instalaciones que existen a nivel mundial, con hornos de última generación. Las mayores innovaciones están relacionadas con el frío.

-¿Cuánto tiempo lleva elaborando este producto y cómo ha repercutido en su crecimiento?

-Llevamos diez años trabajando en este producto. Ahora supone el 65% de las ventas de Polvillo. El mercado se ha ampliado notablemente. En los últimos seis años hemos hecho una inversión de unos 7 millones para aumentar la producción. Ahora podemos decir que tenemos la mayor capacidad de fabricación en Andalucía.

-¿Cuáles son las previsiones de expansión de la firma?

-Nuestra idea es asentarnos en Andalucía y crecer a nivel nacional. El tema internacional nos lo planteamos poco a poco. Tenemos algunos clientes en Portugal. A través de otros clientes sí vendemos en Francia, pero no directamente.

-¿Cómo ha cambiado el mercado del pan?

-Todos los estudios apuntan a que el mundo del congelado es el que va a crecer. Tenemos un horario complicado y la persona que llega a su casa de trabajar a las ocho de la tarde quiere pan calentito. Nosotros le damos servicio a ese cliente tanto a través de nuestros puntos de venta como a través de terceros, entre los que se encuentran fabricantes de pan que nos piden especialidades andaluzas.

-¿Cómo le afecta la escalada del precio de los cereales?

-Ha supuesto una subida del proceso de producción del 14%.

-¿Cómo se presenta el futuro con esta situación?

-El crecimiento de los precios es malo para todo el mundo. Al final se traduce en IPC y en el consumidor. Muchas veces nosotros no repercutimos todos los costes que tenemos. De hecho, hemos estado unos 11 ó 12 años sin subir el precio del pan de cara al público. Últimamente ha sido algo desorbitado. El pasado septiembre aumentamos el precio, porque ha subido un 80% la harina de trigo. Y el petróleo está al doble de precio que hace un año.

-¿Esto frenará el ritmo de crecimiento de Polvillo?

-Depende. Si le vendemos a terceros, hay margen para crecer. En nuestros puntos de venta y en nuestras franquicias controlamos el precio y nos preocupamos por que no se dispare para ser competitivos. En 2007 crecimos un 20% y la facturación se situó en 10,8 millones.

-¿Cuál es su situación en el mercado?

-En el mercado nacional estamos creciendo de forma importante, pero la competencia es feroz porque hay firmas muy bien preparadas en otros puntos como Barcelona, Navarra y Madrid. Queremos hacerlo a través de los productos típicos de Andalucía.

-¿Cuáles son los nuevos con los que va a sorprender al mercado?

-Recientemente hemos sacado al mercado el pan de soja, el multicereales y estamos investigando nuevos tipos de fermentación para pan con sabores. En panadería está todo prácticamente inventado. Antes de fin de año saldrán estos nuevos productos.

-¿Cómo ha cambiado la relación del público con las panaderías?

-Antes, el cliente llegaba a venir hasta tres veces al día y la relación era más directa. Ahora, en algunos casos, no vienen ninguna.

-¿Tiene prevista alguna ampliación de la fábrica?

-Nos estamos quedando pequeños en logística, por eso es probable que hagamos algo, no a corto plazo pero sí a medio, como un centro logístico para atender mejor a nuestros clientes y tener capacidad de almacenamiento suficiente. En cualquier caso, la empresa ha dado ya el salto. Si quieres seguir en el mundo de la panadería, ya no valen medias tintas, hay que tener mecanización absoluta e incorporar la robótica como hemos hecho. Antes había 110 panaderías en Sevilla y ahora quedan 30 ó 40. Subsiste el que está bien preparado.

  • 1