Local

Nueva imagen

Para empezar hay que dejar constancia de que Espanyol y Betis completaron un magnífico partido en el Olímpico de Montjuic, un partido trepidante en el que el Betis pasó tremendos apuros en los diez primeros minutos, en los que los espanyolistas fueron creando un buen número de oportunidades...

el 14 sep 2009 / 23:19 h.

TAGS:

Para empezar hay que dejar constancia de que Espanyol y Betis completaron un magnífico partido en el Olímpico de Montjuic, un partido trepidante en el que el Betis pasó tremendos apuros en los diez primeros minutos, en los que los espanyolistas fueron creando un buen número de oportunidades que hacían presagiar lo peor para el equipo de Paco Chaparro. El fútbol es un juego muy cambiante y muchas veces esas mutaciones hacen que un equipo sea capaz de cambiar de forma tan considerable que todo aquello que hacía mal al inicio le dé tal vuelta que su imagen cambie por completo con el paso de los minutos. Hasta el punto de que a partir de la media hora el Betis se fue asentando, dominando el juego gracias al excelente partido en el manejo de Capi, a las llegadas por banda de Edu yCaffa y las caídas constantes a los costados de Mariano Pavone. Cuando se jugaban los primeros segundos del tiempo añadido llegó el gol de Rivera y el panorama se le aclaraba totalmente al once de Chaparro.

Emoción

La segunda parte fue trepidante desde el principio hasta el final. Los dos equipos salieron en busca de la victoria y las llegadas fueron incesantes ante las porterías de Casilla y Ricardo. Pronto iba a empatar el Espanyol, ya que a los siete minutos Luis García, al lanzar una falta, hizo el empate. A veces encajar un gol tiene doble filo. Una, que ese equipo que marca se viene arriba en busca de la victoria, y otra que es un puyazo para que el equipo que encaja salga a buscar a su rival como le sucedió al Betis, que comenzó a propiciar ocasiones de gol: dos de Caffa y otra de Edu que no entraron de milagro. Hubo un minuto clave. Remató al larguero Coro y la siguiente acción llegó el pase de Xisco que cabeceó Edu para dar la victoria al Betis.

  • 1