Economía

Nueva oportunidad para encauzar el diálogo social

La reforma laboral es el principal asunto que está sobre la mesa

el 17 ene 2010 / 19:44 h.

Gobierno, empresarios y sindicatos reabren oficialmente esta semana el diálogo social tripartito para intentar cerrar un acuerdo que permita reformar algunos aspectos del mercado de trabajo, que se ha convertido en el asunto principal sobre la mesa.

Será durante una reunión, que se celebrará en la tarde del miércoles, y a la que asistirá el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y los secretarios de Acción Sindical de CCOO y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, respectivamente, y el secretario general de CEOE, José María Lacasa.

Tras el fracaso del diálogo social del pasado mes de julio, donde las negociaciones entre las partes acabaron sin acuerdo, 2010 se inicia con la apertura de un nuevo proceso entre el Ejecutivo y los agentes sociales. En el punto de mira de esta negociación estará la reforma del mercado laboral, para la que el Gobierno está preparando una especie de hoja de ruta.

Así, el próximo viernes, en Consejo de Ministros, está previsto que el Ejecutivo apruebe las propuestas de reforma que llevará a la mesa de negociación con sindicatos y empresarios, según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Trabajo.

Aún no han trascendido los detalles de dichas propuestas, aunque el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha encargado de dar algunas pistas.

Fue durante su comparecencia para hacer balance de 2009. En ella, el presidente indicó que las nuevas medidas laborales se centrarán en cambios en la negociación colectiva (posiblemente relacionados con el modelo alemán), para favorecer la contratación de los jóvenes y abordar la dualidad del mercado laboral y la precariedad.

Lo que no contempla el Gobierno es "ninguna cuestión relativa a cotizaciones sociales", tema que, según Zapatero, quedó aparcado en julio tras la ruptura del diálogo social.

Tampoco se plantea nada que tenga que ver con las modalidades de contratación, "al menos" no en el sentido defendido desde las organizaciones empresariales. "Los temas relacionados con el coste del despido no pueden ser una cuestión central para modernizar el mercado laboral español", dijo Zapatero.

No obstante, el presidente ha señalado que la agenda de materias del diálogo social será "amplia" y que el Gobierno oirá las propuestas de los empresarios y de los sindicatos.

Ahora bien, para Zapatero, resulta preciso que el acuerdo social se produzca en el primer trimestre de este año. "Si puede ser en febrero, mejor que en marzo", declaró.

A CCOO no le ha gustado nada cómo se ha planteado este proceso y que haya anunciado que aprobará sus propuestas laborales el día 22 y las de la Seguridad Social el día 29.

  • 1