Local

Nueva Orleans ordena la evacuación ante la llegada de 'Gustav'

El alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, ha ordenado la evacuación de la ciudad como preparación ante la llegada del huracán 'Gustav', al que ha definido como "la madre de todas las tormentas", aunque ha recomendado que todos los residentes que puedan salgan ya de la zona de alerta.

el 15 sep 2009 / 10:58 h.

TAGS:

El alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, ha ordenado la evacuación de la ciudad como preparación ante la llegada del huracán 'Gustav', al que ha definido como "la madre de todas las tormentas", aunque ha recomendado que todos los residentes que puedan salgan ya de la zona de alerta.

"Deben asustarse. Deben preocuparse y necesitan salir de Nueva Orleans ya. Esta es la tormenta del siglo", señaló Nagin, quien indicó que la evacuación comenzará a las ocho de la mañana de hoy (tres de la tarde en España), informa la CNN.

La orden de evacuación comenzará en la región más propensa a las inundaciones del oeste de la ciudad a las ocho de la mañana, seguida por la zona este a las doce del mediodía (siete de la tarde, hora española), según explicó Nagin a los periodistas.

El alcalde alertó del poder de 'Gustav', que "se hace más poderoso cada día", y manifestó que no cree haber visto "nada igual". El poderoso huracán, de categoría 4, se adentró ayer en el Golfo de México, cuyas aguas cálidas podrían fortalecerlo de camino a los yacimientos petroleros y el área de Nueva Orleans, que es particularmente vulnerable por su ubicación, bajo el nivel del mar y protegida por diques.

No obstante, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos advirtió de los vientos de 'Gustav' descendieron ayer levemente a 220 kilómetros por hora, aunque, igual que ocurrió con el 'Katrina' en 2005, podría fortalecerse hasta convertirse en un ciclón de categoría 5 sobre las aguas del Golfo de México.

Miles de personas ya comenzaron ayer por la tarde a huir de la costa cuando se anunció la próxima llegada del huracán, justo tres años después de que el 'Katrina', que se cobró la vida de más de 1.400 personas, tocara tierra en Nueva Orleans. La ciudad comienza a quedarse desierta, con las calles totalmente vacías y las tiendas cerradas.

Debido a las concentraciones de personas que huyen, las autoridades ya han puesto en marcha planes de evacuación en las estaciones de autobuses y trenes para aquellos que no disponen de vehículo propio para salir de la ciudad. Muchos esperaban más de dos horas para poder tomar un vehículo que se alejara de la costa mientras las autopistas aparecían colapsadas.

Debido a los problemas que han surgido para salir, el gobernador del estado de Louisiana, Bobby Jindal, anunció que el registro de pasajeros no se realizará en las terminales de transporte público, sino que las autoridades harán los controles cuando los evacuados lleguen a los refugios. Ayer por la tarde ya habían abandonado Nueva Orleans casi 1.200 personas

  • 1