lunes, 19 noviembre 2018
10:19
, última actualización
Local

Nueva protesta en Sevilla contra las cargas policiales del PP

Varios cientos de personas recorren la Ronda Histórica en una marcha que acaba ante la comisaría de la Alameda.

el 22 feb 2012 / 22:54 h.

TAGS:

Varios cientos de personas repitieron ayer la protesta convocada ante la sede del PP de la calle San Fernando por colectivos como Acción Estudiantil o el movimiento 15-M, en protesta por las cargas policiales contra los estudiantes del instituto Luis Vives de Valencia.

El acto comenzó con una concentración que se transformó luego en una manifestación que duró unas tres horas y discurrió por la Ronda Histórica, con pancartas con lemas como la serigrafiada por Acción Estudiantil con el lema Con nuestro futuro no se juega. La educación no es un negocio, y otras elaboradas a mano por los asistentes, con frases como Basta de represión o Todos somos valencianos.

El acto de protesta comenzó en torno a las siete de la tarde ante la sede del PP regional, que fue protegida por los antidisturbios con un precinto de seguridad mientras se congregaba la gente. La movilización prosiguió con una asamblea en la misma calle San Fernando en la que los asistentes decidieron, al igual que el martes pasado, dirigirse en una manifestación por la Ronda Histórica en dirección al Centro, al que los manifestantes accedieron a través de la Puerta Osario.

Custodiados por efectivos de la Policía Nacional, los manifestantes llegaron a cortar el tráfico en varias ocasiones, aunque no se produjeron incidentes, según fuentes policiales. La Policía cifró la asistencia en torno a las 100 o 150 personas y recordó que la marcha no había sido comunicada a la Subdelegación del Gobierno, por lo que no estaba autorizada. La manifestación concluyó frente a la comisaría de la Policía Nacional en la Alameda, después de unas tres horas desde que comenzó el recorrido; allí, algunos manifestantes mostraron a los agentes los libros que llevaban y otros coreaban lemas como "Vergüenza me daría ser policía", antes de guardar un minuto de silencio por las "manifestaciones reprimidas".

  • 1