Economía

Nueva Rumasa, interesada en comprar la fábrica sevillana CLAS

El grupo de empresas Nueva Rumasa, propiedad de la familia Ruiz-Mateos, es una de las empresas que mayor interés han mostrado en la adquisición de la fábrica sevillana de yogures y postres de la Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), perteneciente a Central Lechera Asturiana (CLAS).

el 15 sep 2009 / 09:16 h.

El grupo de empresas Nueva Rumasa, propiedad de la familia Ruiz-Mateos, es una de las empresas que mayor interés han mostrado en la adquisición de la fábrica sevillana de yogures y postres de la Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), perteneciente a Central Lechera Asturiana (CLAS), según indicaron a Europa Press fuentes de la negociación.

Dichas fuentes indicaron que esta empresa, que el pasado año adquirió las plantas de Clesa -filial española de Parmalat- es una de las mejor posicionadas para adquirir la planta sevillana. No obstante, las citadas fuentes precisaron que en la adquisición de Clesa y de otras marcas como Royne "este grupo empresarial siempre ha querido la marca, no tanto una sola fábrica, esa ha sido la estrategia de Nueva Rumasa".

Sindicatos y empresa están mañana convocados a un intento de conciliación en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos (Sercla), y en el caso de que no hubiera acuerdo, el miércoles tendrá lugar la primera jornada de paros parciales convocada por CCOO y UGT, que plantean para ese día una marcha a pie entre la Puerta de Jerez y la Plaza Nueva de Sevilla.

Además, los representantes de Central Lechera Asturiana, que presentó un expediente de regulación de empleo que afecta en torno a 200 empleados de Capsa a nivel nacional, de los que unos 165 son en Andalucía, propuso como alternativa al ERE una suspensión temporal de empleo desde septiembre hasta finales de año mientras gestiona la oferta de los posibles compradores.

Esta propuesta ha sido rechazada por CCOO "pues suponer aceptar el fin de la actividad", mientras que UGT-A consideró que proponer una suspensión temporal de empleo "ya supone algo positivo, pues no es lo mismo negociar con un ERE sobre la mesa que con un expediente de suspensión temporal de empleo, ya que ésto último significa que la empresa no piensa en cesar la actividad sino en buscar una solución y vemos que puede existir un interés real de alguien por comprar la fábrica".

"La suspensión, que se desarrollaría del uno de septiembre al 31 de diciembre, va más en línea con lo que UGT plantea de mantener los puestos de trabajo", agregaron a Europa Press fuentes de UGT, que al igual que fuentes de CCOO, demandaron que en las próximas reuniones Central Lechera Asturiana concrete algo más a los trabajadores las ofertas que puedan existir y el compromiso que los futuros propietarios están dispuestos a suscribir.

LA SOLUCION PUEDE SER EN SEPTIEMBRE

Por ello, UGT expresó su optimismo y mostró su deseo de que a lo largo del mes de septiembre pueda haber una solución a este asunto.

"Al final saldrá una buena solución a este conflicto, pues ya no se habla de extinción sino de suspensiones", añadieron estas fuentes.

Capsa presentó un expediente de regulación de empleo que afecta en torno a 200 empleados a nivel nacional, de los que unos 165 (el 82 por ciento) son en Andalucía, ante la falta de demanda de dicha línea de productos. Fuentes de la compañía indicaron a Europa Press que la decisión de presentar el ERE "no está relacionada" con la actual coyuntura económica, sino con la falta de demanda de su línea de yogures y postres, cuya central de producción se encuentra en Sevilla. Así, explicaron que desde hace un año se estaba estudiando las posibilidades de esta línea ante los resultados obtenidos, por lo que no ha sido una decisión repentina.

El expediente afecta a unas 200 personas de la línea de yogures y postres de CLA y sus delegaciones comerciales, situadas en Madrid, Cataluña, Levante y Andalucía, donde se ubican el mayor número de trabajadores.

De este modo, de los alrededor de 160 empleados, casi un centenar corresponde a la planta sevillana; seguida de Málaga. También se verán afectadas las delegaciones de la compañía en Jaén, Huelva, Córdoba y Jerez de la Frontera (Cádiz).

  • 1