domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Local

El juez abre la vía para otra condena a Carcaño por el daño hecho a la familia de Marta

El juzgado abrirá diligencias contra el joven después de que ofreciera otro relato del crimen y del paradero del cuerpo.

el 02 jun 2014 / 15:06 h.

TAGS:

MIGUEL CARCAÑO LLEGA AL HOSPITAL SERVET PARA SOMETERSE AL "TEST DE LA VERDAD" La Justicia no quiere que el dolor que Miguel Carcaño provoca a los padres de Marta del Castillo con cada nueva versión que ofrece sobre el paradero del cuerpo de su hija que, cinco años después sigue sin aparecer, quede impune. El magistrado que investigó el crimen va a abrir diligencias contra el joven por un delito contra la integridad moral, tal y como le ha ordenado la Audiencia Provincial, después de comprobar que él es el juez competente para asumir esta causa. Carcaño ya fue condenado a un año y tres meses por este mismo delito en la sentencia que le consideró autor de un delito de asesinato. «Actuación antisocial, despreciativa y burlesca». Con estos calificativos describía la semana pasada la Audiencia Provincial la actitud de Miguel Carcaño en un auto en el que confirmaba la decisión del juez del caso de archivar la causa contra el hermano del joven, Javier Delgado, al considerar que no hay pruebas que confirmen la última versión ofrecida por Carcaño. Un relato en el que el asesino confeso de Marta aseguraba que había sido su hermano el que la había y que entre ambos la habían enterrado en la finca Majaloba de La Rinconada. «Inverosímil, inaudita e inaceptable», afirman los magistrados de la Sección Tercera, para quienes «no debe caer en saco roto este nuevo intento de distracción y ocultamiento de la realidad» por parte de Miguel, ordenando la apertura de una nueva causa contra el joven por un delito contra la integridad moral. El titular del Juzgado de Instrucción número 4, Francisco de Asís Molina, ha dado cumplimiento a esta decisión ordenando que se incoen las diligencias tras comprobar que él es el competente para instruir esta nueva causa contra Miguel, tras haber investigado el crimen, según informaron fuentes judiciales. Por el momento no se han decidido qué diligencias se van a llevar a cabo, aunque es más que probable que el magistrado cite a Carcaño como imputado para tomarle declaración. El auto de la Sección Tercera recuerda que tras la búsqueda infructuosa en Majaloba, Miguel incluso llegó a indicó otro lugar más, la escombrera de Camas, lo que ha provocado «otra exploración del terreno que tampoco ha resultado positiva, lo que hace que su posición deba obtener una nueva respuesta jurídico penal, acorde con el maltrato, zozobra y padecimientos que provoca en los perjudicados». Un «desengaño y mayor padecimiento a los perjudicados, merecedor de un nuevo reproche», añaden los magistrados. En este mismo auto, la Sala acuerda el carpetazo definitivo a las diligencias abiertas contra Javier Delgado. «La mera declaración de Carcaño no permite sostener la reapertura de la causa, más cuando la misma es ilógica, absurda y no está apoyada en dato objetivo alguno». A su juicio, «en quien concurren motivos sobrados de incredibilidad subjetiva, no cabe apoyar por más tiempo una imputación de delito como la efectuada». De esta forma, los magistrados comparten la decisión del juez, que no puede calificarse de «parcial», pues «la nueva línea de investigación estaría justificada si se aportan datos objetivos» pero está basada «en una nueva narración de los hechos de Miguel Carcaño que se antoja de todo punto inverosímil, inaudita e inaceptable». Sin embargo, y aunque la decisión del instructor es «ajustada a derecho», comprenden «la indignación que actuaciones como la examinada producen en los familiares de la víctima, dado la crueldad del sufrimiento que provoca la inseguridad y angustia en quien no puede conocer el destino final de su hija». Por ello, «no debe caer en saco roto este nuevo intento de distracción y ocultamiento de la realidad», ya que para ellos la declaración de Miguel, «de forma premeditada», se presenta «como un juego de quien quiere mantener un infausto protagonismo y no quedar relegado al olvido».

  • 1