Local

Nuevas técnicas de cirugía sin cicatrices en el Virgen del Rocío

Tan sólo hizo falta una hora para que la paciente saliera del quirófano. Con una cicatriz mínima a la altura del ombligo ya no tendría que preocuparse más por los problemas de su vesícula. Se la habían extirpado en el Virgen del Rocío con una técnica nunca antes practicada en Sevilla: la técnica Sils.

el 15 sep 2009 / 22:12 h.

TAGS:

Tan sólo hizo falta una hora para que la paciente saliera del quirófano. Con una cicatriz mínima a la altura del ombligo ya no tendría que preocuparse más por los problemas de su vesícula. Se la habían extirpado en el Virgen del Rocío con una técnica nunca antes practicada en Sevilla: la técnica Sils.

Cuando el doctor Paraskevas salió del quirófano a primera hora de la mañana, el Virgen del Rocío volvía a lograr otro hito sanitario. Si el martes acogía la primera operación con imanes que se realizaba en Europa, ayer acogía la primera que se realizaba en Sevilla -y una de las primeras en el país- con la técnica Sils, iniciales de Single Incisión Laparoscopic Surgery (cirugía con un sólo trocar umbilical: técnica laparoscópica por una única incisión).

A través de una incisión de sólo un centímetro a la altura del ombligo, el equipo de profesionales dirigido por el anglosajón Paraskevas introdujo unas pinzas articuladas y una pequeña cámara que captaba las imágenes del interior del abdomen que se proyectaban en una pantalla. "Los médicos podemos actuar así con mucha mayor precisión y haciendo el menor daño posible a la paciente", explicaba el doctor Salvador Morales Conde, coordinador del XVI Curso de laparoscopia en el que se incluía esta intervención -una colecistectomía laparoscópica: una extirpación de la vesícula-.

La diferencia con la técnica de imanes consiste precisamente en esto: "En lugar de ser los imanes los que provocan las contracciones que permiten al profesional ejecutar la extirpación, son las pequeñas pinzas las que lo logran", aseguraba Morales. El éxito de la intervención hará que poco a poco, el hospital se decante por realizar estas técnicas "menos dolorosas y más efectivas". La paciente podrá irse hoy mismo a casa.

Innovación en materiales. La del Sils no fue la única innovación practicada ayer en el hospital sevillano. Éste, además de acoger la segunda operación con imanes, acogió dos intervenciones de hernias inguinal -de la ingle- en la que se usaron materiales novedosos. En el primer caso, se usaron unas mallas anatómicas que se fijan a la pared abdominal y, al estar hechas con un tercio del material de las habituales, provocan menos inflamación y se adaptan mejor al cuerpo.

En el segundo caso, en lugar de usar puntos -como habitualmente se hace-, se usó un pegamento biológico, "que provoca menor infección y dolor para el paciente". Todas las intervenciones, según Morales, han resultado "un auténtico éxito y por ello, pronto serán práctica habitual en el centro".

  • 1