martes, 19 marzo 2019
14:42
, última actualización

Nueve carreteras de la provincia serán remozadas antes de final de este año

El presupuesto es de 3,1 millones con cargo al Plan Supera II de la Diputación, que permitirá acometer la mejora de 112 de las 183 carreteras que componen la red viaria sevillana. La reforma integral se llevará a cabo en vías muy deterioradas y que suponen un peligro al llegar la lluvia y la nieve, especialmente las de la Sierra Norte

el 27 sep 2014 / 22:15 h.

Coches atrapados por el temporal de nieve en una carretera de la Sierra Norte. Foto: A. T. Pineda Coches atrapados por el temporal de nieve en una carretera de la Sierra Norte. Foto: A. T. Pineda Nueve carreteras sevillanas, que estaban en la lista de las más deterioradas de la provincia –por tener fisuras, grietas, problemas de drenaje o abundante maleza– van a ser objeto de una reforma completa, que no se limitará a un mero reasfaltado, sino que comprenderá también la limpieza de cunetas, la colocación de señales de tráfico y la colocación de barreras en las zonas más inseguras de su trazado. Se trata de las vías más agraciadas en el reparto del Plan Supera II de la Diputación para realizar arreglos a 112 de las 183 carreteras que conforman la red viaria. La mayoría de estas actuaciones serán puntuales, pero no así en estos nueve viales que, de hecho, se llevarán más de una cuarta parte de la inversión prevista, de 10,6 millones. La razón principal de ser las elegidas es porque tienen un deterioro mayor. De hecho, varias de estas carreteras –sobretodo de la Sierra Norte– son conocidas porque, cuando llega el periodo de lluvia –o nieve, que también la ha habido– se suelen cerrar al tráfico por su peligrosidad. De ahí que, desde la Diputación de Sevilla, se haya previsto una actuación integral en estas carreteras, que en la actualidad se encuentran en fase de licitación con idea de que se adjudiquen en octubre y puedan estar reformadas a finales del presente año. La mayor inversión de este paquete de obras se va para la mejora del firme del ramal de El Coronil (SE-5206, de 10 kilómetros) a la A-360, que es la carretera que enlaza a este municipio con Morón de la Frontera, la base aérea y la autovía Sevilla-Málaga. Sólo a esta obra se le han asignado 650.000 euros. También se destina medio millón de euros a la mejora del firme en nueve kilómetros de la SE-6402, una vía muy transitada –no sólo por vecinos, sino por turistas– porque es la que une El Castillo de las Guardas con el municipio onubense de Nerva pasando por El Madroño. También en la Sierra Norte se ha apostado por la remodelación integral de la SE-7100, el ramal de la A-8200 Hoya de Santa María (Badajoz). Aunque la carretera tiene una longitud de 10 kilómetros, la Diputación actuará en cuatro de ellos que son «los que están más deformados». Ahí se reforzará el firme, se sustituirán las señales y se blindará con barreras de seguridad un tramo peligroso de 160 metros. También se actuará por tramos en la vía que une Peñaflor con la Puebla de los Infantes (SE-7105), cuyo principal problema era el drenaje longitudinal de la carretera, por la existencia en sus márgenes de abundante maleza y matorrales. La remodelación se centrará en 4 de los 12,5 kilómetros de recorrido –a la entrada de ambos núcleos urbanos y, que según los técnicos, son los que sufren más afecciones– dejando abierta la posibilidad de seguir actuanto en el resto del trazado. También habrá una actuación en la Sierra Sur, con 100.000 euros para subsanar las deficiencias en el firme de la carretera de Algámitas a Almargen (SE-9224). Misma cantidad recibirá la mejora del firme de 2,6 kilómetros del ramal de la SE-3104 a Camino de Servicio valle inferior del río Gualdalquivir, que conecta con la A-8008 (La Rinconada-Brenes). El resto de obras se centran en el área metropolitana y cobran sentido porque se trata de vías que, de un tiempo a esta parte, han experimentando un incremento del tráfico superior al que podían soportar. El caso más claro es el de la carretera que une San Juan de Aznalfarache con Palomares del Río (SE-3304). El aumento demográfico, sumado a que es una vía muy utilizada para ir a la estación de la línea 1 del Metro de Mairena del Aljarafe, ha propiciado un crecimiento exponencial del tráfico, hasta el punto de que soporta una media de más de 10.000 vehículos diarios. «El crecimiento del tráfico de los últimos años ha acelerado la caducidad de la vida útil del firme», reconoce el informe redactado por la Diputación, por lo que se actuará sobre los 4,8 kilómetros de vía por un importe de 300.000 euros. En esta misma comarca se efectuarán mejoras del firme en tramos de Albaida del Aljarafe, Benacazón, Huévar, Olivares y Sanlúcar la Mayor. Mismos síntomas tiene el ramal de la A-4 hasta Isla Menor. El desgaste sufrido por el volumen de vehículos hacía necesaria una actuación, que ha sido valorada en 400.000 euros, que darán para abordar los tramos de más intensidad.

  • 1