Local

Nueve de cada diez empleos creados en Andalucía son masculinos

Andalucía es la cuarta región en la que el empleo masculino ocupa un espacio mayor, con un 57,2 por ciento.

el 13 nov 2014 / 13:50 h.

TAGS:

EFE EFE Nueve de cada diez de los puestos de trabajo creados en Andalucía  a lo largo de los últimos doce meses han sido para varones, que  captaron 49.600 nuevos empleos, mientras que las personas de sexo  femenino consiguieron las restantes 3.800 plazas, según el informe  realizado por Adecco. En el conjunto de España, los hombres ocupan el 54,9 por ciento de  los puestos de trabajo. En todas las autonomías se repite el  predominio masculino en el empleo. Sin embargo, en Andalucía este  rasgo es más marcado al ser la cuarta región en la que el empleo  masculino ocupa un espacio mayor, con un 57,2 por ciento. Por delante solo se encuentran Castilla-La Mancha (59,5%),  Extremadura (59,4%) y Murcia (58,7%). Por el contrario, las  comunidades donde las mujeres reciben una mayor porción del empleo  total son Asturias (47,3%) y Baleares (47,1%). Sus 2,6 millones de ocupados hacen de la autonomía andaluza la  tercera con mayor cantidad de personas trabajando detrás de Cataluña  (casi 3,1 millones de ocupados) y Madrid (2,7 millones). No obstante,  Andalucía es junto con la Comunidad Valenciana una de las dos  comunidades que perdieron peso en el empleo del conjunto de España a  lo largo de la crisis. Andalucía fue una de las cinco autonomías que aumentaron tanto la  contratación de menores de 25 años como de mayores de dicha edad.  Específicamente, se contrataron 14.900 jóvenes (+13%) y 38.400  adultos (+1,6%). Si bien, el aumento del empleo juvenil fue uno de  los más amplios, la expansión del empleo de mayores de 25 años fue  más débil que la media nacional, donde creció un 1,8 por ciento. EMPLEO DE EXTRANJEROS Andalucía fue una de las seis autonomías en las que el empleo de  extranjeros evolucionó mejor que el de españoles. Esto es un  contraste significativo con la media de toda España, donde la  cantidad de ocupados de nacionalidad española avanzó un dos por  ciento al mismo tiempo que el número de extranjeros trabajando se  redujo un 1,9 por ciento. En el caso particular andaluz, el número de españoles con empleo  creció un 1,7 por ciento (40.100 puestos de trabajo) en tanto que el  de inmigrantes lo hizo un 6,2 por ciento (13.200 empleos). Después de  Extremadura, donde el colectivo de inmigrantes ocupados tuvo un  incremento interanual de un 44,3 por ciento, Andalucía fue la que  exhibió el mayor aumento. Los 2,6 millones de ocupados que hay ahora en Andalucía se  corresponden con 2,4 millones de ocupados de nacionalidad española y  226.800 extranjeros. Este último grupo se compone de 97.100 personas  procedentes de otros países de la UE y de 129.700 de inmigrantes de  otros lugares del mundo. De esta forma, los inmigrantes equivalen al 8,7 por ciento del  total de ocupados andaluces. Si bien, es una proporción más baja que  en el total de España, donde alcanza al 10,7 por ciento, lo llamativo  del dato andaluz es que apenas ha variado en lo que va de crisis  cuando en todo el país la participación de extranjeros en el empleo  se redujo sustancialmente. OCUPACION Y FORMACION En comparación con la media nacional, la composición del empleo  según formación en Andalucía revela una menor intensidad de capital  humano. Andalucía es la tercera comunidad con mayor participación de  ocupados con educación primaria (10,1%), detrás de Canarias (12,4%) y  Murcia (12%). Al mismo tiempo, tiene la sexta participación más baja  de personas con formación superior (35,5%). Con excepción de Baleares, en todas las autonomías el grupo más  importante es el de quienes cuentan con educación superior. País  Vasco, Madrid y Navarra sobresalen por ser las únicas en las que este  grupo supone ahora más del 50 por ciento de la ocupación: 54,6 por  ciento, 52,5 por ciento y 50,3 por ciento, respectivamente. El caso  opuesto lo representan Baleares (31,1%), Murcia (33,2%) y Canarias  (33,7%).

  • 1