Nueve euros para el ciudadano en La Rinconada

El municipio se pone la plata del gasto social de la provincia, con un 86% de su presupuesto.

el 01 mar 2015 / 13:37 h.

Campaña del melocotón. En tiempos de crisis, sobre todo en los pueblos, el apoyo municipal es esencial para que los vecinos salgan adelante. Algo que saben bien los ciudadanos de La Rinconada a quienes nueve de cada 10 euros del Ayuntamiento redunda directamente en el bienestar de sus 38.000 habitantes. Sin duda, la deuda cero del Consistorio rinconero es la mejor baza para liderar el gasto social por habitante de la provincia, solo por detrás de Las Navas de la Concepción. Según datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre el gasto social y de servicios a la ciudadanía, a nivel municipal, La Rinconada destinó el 86 por ciento de su dinero a sus ciudadanos en el año 2013 –y es que estos balances se elaboran una vez se liquida el ejercicio presupuestario, que no se hace hasta julio del año siguiente–. El Ayuntamiento rinconero invirtió más de 25,4 millones en servicios públicos básicos, actuaciones de protección y promoción social, así como en producción de bienes públicos. Unos datos que se deben a la «planificación y gestión», por la que no se tienen que «destinar recursos a cuota, intereses o amortizaciones para los bancos», sino a los ciudadanos, explica su alcalde, Javier Fernández (PSOE). Si uno pone la lupa a la política del municipio, el apoyo y las medidas para incentivar los servicios básicos se subrayan. En el caso de las familias sin recursos o en riesgo de exclusión, el área de Bienestar Social ha gestionado más de un millón de euros desde el año 2011 en materia de ayudas de alimentación, becas de formación o el bono energético, entre otras. Además, el Consistorio lleva por bandera medidas como el apoyo al alquiler privado con el 50 por ciento de la cuota a través de una subvención municipal, así como la creación de una Oficina contra los Desahucios que ya ha ayudado a más de un millar de personas a intermediar con los bancos. Con tal de seguir en la senda de lo social, La Rinconanda ha creado para este año un programa de ayudas sociosanitarias para garantizar un soporte básico y evitar los efectos del copago. El empleo es otra de sus dianas. El Ayuntamiento creó un bono joven para abaratar la contratación con incentivos de hasta 400 euros para empresas que empleasen a personas de entre 16 y 39 años. Solo en 2014, este programa permitió que se insertarán 75 jóvenes desempleados en más de 50 pequeñas y medianas empresas, la mayoría de ellas del municipio. Pero el mayor éxito de este programa es que el 35 por ciento de los contratados siguen estándolo, aún finalizado el bono. Este programa se suma a los planes de empleo que el Consistorio ha llevado a cabo desde 2011, lo que ha impulsado en torno a 5.000 contrataciones. Para seguir avanzando en esta línea, la empresa pública Soderinsa modificó sus estatutos para poder ejercer como agencia de intermediación –autorizada por el Servicio Andaluz de Empleo– para fomentar el empleo y crear lazos entre demandantes y empresas. Pero como la formación es esencial, el consistorio ha aumentado la línea de becas de apoyo a estudiantes entre un 30 y un 50 por ciento, entre las que destaca la de desplazamiento a la Universidad o el incentivo a primeras prácticas. La provincia Por encima del municipio de La Vega, Las Navas de la Concepción se alza con el oro del gasto social en la provincia, según los datos facilitados por el ministerio. El Ayuntamiento navero invierte un 88 por ciento de su presupuesto en sus vecinos, lo que se traduce en 2,3 millones de euros en un municipio de cerca de 1.900 habitantes. Sin embargo, lejos de la deuda cero que ostenta La Rinconada, el municipio de la Sierra Norte 16.826 euros de deuda. A la par de La Rinconada, municipios como Santiponce (4 millones), El Coronil (3,2) o Badolatosa (2,5) también destinan el 86 por ciento de su gasto a materia social. En el top 10 de los pueblos sevillanos que más dedican a sus vecinos le siguen Marinaleda, Fuentes de Andalucía y Cañada Rosal, todas ellos con un 85 por ciento; Carrión de los Céspedes, con un 84 por ciento, y Lebrija, en torno a un 83 por ciento. Pese a las buenas prácticas en materia social en la provincia, hay municipios que están por debajo del 50 por ciento en gasto social. A la cola, Gerena solo invirtió un 36 por ciento de su presupuesto en 2013, poco más de 1,8 millones. No obstante, cabe destacar que la mayor partida redunda directamente en los servicios públicos básicos.

  • 1