Local

Nueve mil ochenta y nueve

Después de que el famoso informe alarmara a todos los implicados en la labor educativa y de que Andalucía quedara casi a ras subterráneo en la escala de las escuelas, se hacía imprescindible un gesto enérgico, sobre todo con las elecciones a la vuelta de la esquina.

el 14 sep 2009 / 23:53 h.

Después de que el famoso informe alarmara a todos los implicados en la labor educativa y de que Andalucía quedara casi a ras subterráneo en la escala de las escuelas, se hacía imprescindible un gesto enérgico, sobre todo con las elecciones a la vuelta de la esquina. Y helo aquí: la desaforada oferta de plazas para profesores quiere ser el arte de birlibirloque por el que nuestros estudiantes dejen de hallarse entre los más bisoños del planeta. A ver cuánto tardan las instancias en advertir que calidad vale más que cantidad y que harían mejor en formar a conciencia a los profesionales que tienen y en dotarles de medios antes que convertir la educación en el camarote de los Hermanos Marx. n Luis M. Ruiz

  • 1