jueves, 21 marzo 2019
13:06
, última actualización
Local

Nuevo centro para los 'sin techo' en la Macarena

En Sevilla hay 200 personas que duermen en la calle. Para atender a este colectivo, sobre todo en los meses de frío, el Ayuntamiento inauguró ayer el centro de baja exigencia en el paseo Juan Carlos I con 22 camas que abrirá todo el año.

el 15 sep 2009 / 18:57 h.

TAGS:

En Sevilla hay 200 personas que duermen en la calle. Para atender a este colectivo, sobre todo en los meses de frío, el Ayuntamiento inauguró ayer el centro de baja exigencia en el paseo Juan Carlos I con 22 camas que abrirá todo el año. No será el único. En diciembre habrá otro similar en el Hogar Virgen de los Reyes.

A falta de que abra el albergue municipal el próximo 1 de enero y con la puesta en marcha ayer de un nuevo centro en el paseo de Juan Carlos I (en los bajos del puente de la Barqueta), la Delegación municipal de Bienestar Social prepara "para diciembre" la apertura de otro punto de "baja exigencia" en el Hogar Virgen de los Reyes, en el barrio de la Macarena. El anuncio lo hizo ayer la responsable del ramo, Ana Gómez, quien también explicó que dispondrá de otra veintena de plazas.

La idea es que el del Virgen de los Reyes se reserve para mujeres y el de Juan Carlos I para hombres -que según estadísticas son más numerosos-. Gómez reconoció que se está barajando la posibilidad de "mantener las estructuras prefabricadas", instaladas para la ola de calor en el paseo de Juan Carlos I para completar la cobertura del nuevo centro de baja exigencia que se inauguró ayer.

En él las personas sin hogar contarán con un lugar donde dormir a cubierto, asearse y ducharse, merendar, cenar y desayunar. Para acceder "no se requerirá más documentación e identificación que la necesaria", según explicó la consejera de Bienestar Social e Igualdad, Micaela Navarro, que junto al alcalde presidió el acto de inauguración. "No creo que tengamos derecho a preguntar a nadie sobre eso", dijo Navarro, que expuso que, en la mayoría de los casos de sin techo, "eran personas con una vida perfectamente normal, no pertenecientes a grupos estructuralmente excluidos, que han perdido, por circunstancias, su vivienda o su familia y ahora viven así".

El centro de baja exigencia dispone de un total de 20 plazas (con dos más para casos de urgencia) destinadas a dar alojamiento a aquellas personas que no puedan ingresar en el albergue municipal. El edificio nace con vocación de servicio a un segmento genérico, "centrado especialmente en las personas que sufren las inclemencias meteorológicas", según Gómez.

La asociación de Ayuda y Protección al Niño (Aproni) se encargará de su gestión. La rehabilitación del inmueble ha corrido a cargo de los fondos municipales, con una inversión de 135.000 euros. Tiene dos habitaciones con literas, una sala con televisión, taquillas y tres baños. Abrirá "los 365 días del año", remarcó Gómez, que aclaró que desde el 19 de julio que abrieron las salas prefabricadas contra el calor en el paseo Juan Carlos I se han atendido 7.448 servicios a hombres (1.970) y mujeres (478) indigentes, sumando aquí los 5.000 de la sala Guadalquivir del invierno pasado.

  • 1