miércoles, 21 agosto 2019
23:06
, última actualización
Cofradías

Nuevo cielo para cubrir el Sol

Pintura, talla, dorado y orfebrería se conjugan en un techo alegórico e inmaculista diseñado por Raúl Berzosa para la Virgen del Plantinar.

el 02 mar 2015 / 09:00 h.

TAGS:

Momento de la bendición del techo de palio por el padre Salvador Aguilera, quien regaló a la dolorosa un rosario del Papa. / Fotos:Inma Flores Momento de la bendición del techo de palio por el padre Salvador Aguilera, quien regaló a la dolorosa un rosario del Papa. / Fotos:Inma Flores La hermandad del Sol siempre se ha caracterizado por cuidar la imagen de la cofradía:de la cruz de guía al paso de palio, sin olvidar el singular ruan verde que viste a sus nazarenos. Desde un principio, antes incluso de que pusiera un pie en la Campana, esta cofradía del Plantinar ha optado por interpretar estéticas de otros tiempos, lo que le ha configurado una identidad propia. Varales de madera y pinturas cobijaron las primeras salidas de la dolorosa, a los que años más tarde se sumarían el discípulo amado y la Magdalena recuperando la sacra conversación. Pues bien, fiel al proyecto emprendido el año pasado bajo la dirección artística de José Manuel Bonilla con la bambalina frontal que conjuga bordados y pintura, ayer se presentó el nuevo techo de palio al término de la función principal al Santo Varón de Dolores. La obra sigue la línea de aunar diferentes artes plásticas:pintura, talla, dorado y orfebrería. El resultado: una obra única y espectacular que se podrá admirar en la calle el próximo Sábado Santo. Se intuía por lo que se iba conociendo y por el empleo del recurso arquitectónico de la cuadratura –propio de los palacios e iglesias italianas, como en la nave central de Gesú de Roma– que ha inspirado el diseño de Raúl Berzosa, autor también de las pinturas: «Es un gran lienzo que reproduce una Inmaculada franciscana por los colores de su ropajes, en un guiño a la devoción de la cofradía. Lleva el Niño en brazos, quien con el extremo de la cruz enlaza el pecado original representando en la zona inferior por la serpiente», aclara este artista malagueño, quien este año ha pintado el cartel de la Semana Santa de Sevilla. Al ser contemplado desde abajo, este «rompimiento de gloria» crea «juegos ópticos» con los moldurones en relieve del marco que lo rodean y que se completa con ángeles en barro cocido y policromado, así como varias estrellas, un sol –de nuevo alegoría– en apliques de orfebrería. Berzosa recibe las primeras felicitaciones de los hermanos en compañía del resto de artistas que han participado: José María Ruiz Montes (escultura), Manuel Toledano (talla), Adán Jaime (orfebrería) e Inmaculada Mayorga (dorado). En primera fila, Carmen, de tres años, no pestañea. «Es hermana de las Penas de Málaga e inspira uno de los ángeles», apunta el padre Salvador Aguilera López, oficial de la Congregación para el Culto Divino de Roma. El techo pesa en su conjunto 35 kilos y será el nuevo cielo sobre el que brille un Sol de Virgen del Plantinar a la Catedral.

  • 1