domingo, 09 diciembre 2018
12:26
, última actualización
Veraneando

Nuevo espacio de ocio junto a la Columna del IV Centenario

La nueva actuación se enmarca en el proyecto de mejora de La Rábida, que va a contar con una inversión total cercana a los nueve millones de euros.

el 27 ago 2014 / 09:00 h.

TAGS:

Columna IV Centenario Inauguración de la Columna tras su restauración. / El Correo La Columna del IV Centenario fue el primer homenaje a los participantes en la gesta descubridora erigido en tierras onubenses. Su construcción, que venía siendo una aspiración de las autoridades provinciales al menos desde 1875, terminó viendo la luz en 1892, en el programa de obras proyectadas con motivo de los actos que celebraron el Descubrimiento de América. El proyecto y la dirección de las obras correspondieron al arquitecto Ricardo Velázquez Bosco, quien realizó otros trabajos y reformas en el entorno. Entre 1963 y 1967 se acometió la intervención del monumento, por entonces seriamente deteriorado, que corrió a cargo de Luis Martínez Feduchi. El arquitecto entonces introdujo importantes novedades en su fábrica. El Monumento a los Descubridores fue inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural en 2008. Un año después, en concreto el 19 de Noviembre de 2009, se suscribió el convenio de colaboración entre la Diputación de Huelva y el Ministerio de Fomento para financiar las obras de su restauración. Una intervención que contemplaba la reedificación de la columna y la restauración de su basamento. Para ello planteaba la sustitución de la estructura portante, la ejecución de una nueva cimentación, la limpieza y consolidación del revestimiento pétreo y la recuperación de diversos elementos ornamentales. En una segunda fase, el objetivo de las obras fue la reconstrucción del monumento previamente desmontado. La reposición del forro pétreo que caracterizaba su imagen exterior, con la recuperación de aproximadamente el 44 por ciento de las piezas existentes. Posteriormente se procedió al cambio del remate que tenía el monumento y por último, para posibilitar la inspección frecuente de su estado de conservación y facilitar la realización de buena parte de las tareas que su conservación preventiva y mantenimiento demandan, la estructura se ha dotado de una escalera interna de caracol que permite subir hasta el orbe. En el verano de 2012 se paralizaron las obras por problemas ajenos a la institución que afectaban a la UTE de empresas que las estaban ejecutando, por lo que se tuvo que resolver ese contrato y volver a iniciar todo el proceso de licitación. Culminado ese proceso, se reanudó la última fase de la rehabilitación del monumento en el mes de agosto del pasado año. De forma que tras el periodo de rehabilitación, hace ahora un mes, se inauguró la Columna restaurada. El presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, recordó entonces que «siendo Huelva una provincia descubridora, se encuentra aún por descubrir», tanto por la situación geográfica en que se ubica, al sur del sur, como por otros motivos. Caraballo señaló que «Huelva no quiere ser el final de la península sino el principio y la puerta a otros mundos, como nosotros lo fuimos en el Descubrimiento. Queremos ser la puerta a Portugal, al norte de África, a Canarias y a América». Entorno renovado. Esta intervención se une a la actuación integral que la institución provincial está llevando a cabo en el entorno de La Rábida desde 2012, que suma una inversión de unos nueve millones de euros. Está enmarcado en las fases I y II del proyecto Forum, con lo que se va a contribuir a hacer de La Rábida un lugar mejor y más atractivo, enfocado al turismo y centrado en los visitantes. Ahora la Diputación prevé la adecuación del espacio circundante a la Columna, ya que se trata de un espacio de trazado irregular que se ha venido utilizando como zona de circunvalación, maniobra de vehículos y aparcamiento. En concreto la zona donde se prevé actuar es una superficie de 5.978 metros cuadrados. Unos 1.100 metros son los ocupados por la columna y su escalinata de acceso. La superficie ajardinada comprende 1.051 metros cuadrados, mientras que la superficie pavimentada 3.790 metros cuadrados. Además se instalarán 79 metros lineales de bancos, cinco papeleras, 14 farolas, dos de ellas dobles que iluminarán todo el espacio circundante a la columna, así como tres torres con cuatro proyectores cada una que se encargarán de la iluminación de la columna. La Diputación insistió nuevamente en que la nueva actuación se enmarca en el proyecto de mejora de La Rábida que la administración provincial lleva a cabo y que va a contar con una inversión total cercana a los nueve millones de euros.

  • 1