Nuevo frente judicial en Utrera al retirar la Junta el concierto de una unidad a un colegio salesiano

"El centro ha recibido 88 solicitudes para infantil de tres años, más que suficientes para llenar las tres unidades de infantil de tres años solicitadas, que suponen 75 vacantes", contesta el colegio.

el 04 jun 2014 / 15:08 h.

El colegio salesiano Nuestra Señora del Carmen de Utrera advertía este martes de que, de cara al próximo curso escolar, la Consejería de Educación le ha retirado el concierto de plazas para una de las nueve unidades de educación infantil habilitadas en este centro, extremo objeto de recurso contencioso administrativo por un colectivo de familias y por el propio centro. El centro explica en una nota que había solicitado concierto para nueve unidades de educación infantil, es decir tres líneas completas, las mismas que están actualmente en funcionamiento, pero la Consejería de Educación ha resuelto concederle sólo ocho de esas unidades, reduciendo el concierto educativo en una unidad de educación Infantil de tres años. A pesar de ello, "el centro ha recibido 88 solicitudes para infantil de tres años, más que suficientes para llenar las tres unidades de infantil de tres años solicitadas, que suponen 75 vacantes". Los padres afectados, aquéllos que han quedado en el listado de no admitidos y se quedarían fuera de no mantenerse la unidad, han decidido "interponer el correspondiente recurso contencioso-administrativo contra la orden de resolución de conciertos y solicitar en dicho procedimiento una medida cautelar para el mantenimiento provisional del concierto en dicha unidad, que permita escolarizar a sus hijos temporalmente, mientras se resuelve el fondo del asunto, evitando así que el procedimiento pierda su eficacia frente a ellos". Dicho recurso ha sido interpuesto este martes por 45 padres que representan a 28 de los menores solicitantes inicialmente no admitidos. La titularidad del centro, la Congregación Salesiana, también tiene decidido interponer inmediatamente un recurso contencioso-administrativo frente a la orden de conciertos. El motivo esgrimido por la Consejería para reducir ese aula, al igual que ya ocurriera en otros centros concertados hace justo un año, es el descenso demográfico, ésta vez en Utrera, y la existencia de "vacantes en la zona". El recurso es dirigido por el despacho profesional Muñoz de Priego y Pérez, abogados. El abogado Jesús Muñoz de Priego Alvear ha manifestado: "Esta denegación es idéntica a las que ya se realizaron por parte de la Consejería en varios centros concertados con abundante demanda social el año pasado, no solo en Sevilla, donde afectó a Salesianos de Morón y Escolapios de Montequinto, sino también en otras provincias. La manera de proceder es uniforme y como en aquéllos casos parece que los datos de escolarización de la localidad desmienten lo que dice la Consejería". Muñoz de Priego destaca que "en el caso del colegio salesiano de Utrera, esta decisión es especialmente sangrante, pues fue precisamente la Consejería, hace unos años, la que pidió al centro que construyera y autorizara tres líneas de infantil en Utrera para atender la enorme demanda social de la localidad. Esto le ha supuesto al centro importantes inversiones y gastos que, sin embargo, no ha dudado en afrontar. Resulta lamentable que ahora la misma Consejería pague así la actuación del centro, máxime cuando nos tememos que dicho proceder no responde a criterios jurídicos, ni organizativos o de gestión, sino exclusivamente a decisiones políticas". E insiste: "Es evidente que con estas reducciones a quien más se perjudica es a los padres, a los que se les limita o impide su capacidad de decidir y elegir modelo educativo. Es importante, en este sentido, que sean los mismos padres los que asuman el protagonismo en la defensa de sus propios intereses".

  • 1