Local

Nuevos fósiles encontrados en Kenia revelan información sobre la evolución humana

el 08 ago 2012 / 18:58 h.

TAGS:

Una serie de nuevos fósiles, descubiertos al este del lago Turkana, en Kenia, confirman la existencia de dos especies adicionales del género 'homo', que convivieron junto al ancestro directo humano, el Homo erectus, hace casi dos millones de años. El estudio, publicado en 'Nature', analizó los fósiles de una cara, una mandíbula inferior muy completa y la parte de una mandíbula inferior, descubiertos entre 2007 y 2009 por el Proyecto de Investigación Koobi Fora (KFRP).

 

Hace cuatro décadas, el KFRP descubrió un fósil enigmático conocido como KNM-ER 1470 (o '1470'). Este cráneo, que se distingue fácilmente por su gran tamaño y por una cara larga y plana, inició un largo debate sobre cuántas especies diferentes convivieron con el Homo erectus durante el Pleistoceno. La inusual morfología de '1470' fue atribuida, por algunos científicos, a las diferencias sexuales y grados naturales de variación dentro de una sola especie, mientras que otros interpretaron el fósil como evidencia de una especie separada.

Este dilema de décadas de antigüedad no se ha resuelto por dos razones. En primer lugar, las comparaciones con otros fósiles han sido limitadas, debido al hecho de que los restos de '1470' no incluyen dientes o una mandíbula inferior. En segundo lugar, no existían otros cráneos fósiles con una cara plana y larga, como la reflejada en 1470, poniendo en duda lo representativo de estas características. Ahora, los nuevos fósiles abordan ambas cuestiones.

"Durante los últimos 40 años hemos buscado, en la vasta extensión de sedimentos alrededor del lago Turkana, fósiles que confirmen las características únicas de la cara de 1470", señala Meave Leakey, del KFRP y el National Geographic, quien añade que ahora, "por fin, tenemos algunas respuestas".

"La combinación de los tres nuevos fósiles dan una imagen mucho más clara del físico de 1470", afirma Fred Spoor, quien dirigió los análisis científicos. El experto agrega que, "como resultado, ahora está claro que otras dos especies de Homo vivieron junto al Homo erectus. Los nuevos fósiles serán de gran ayuda para desentrañar cómo surgió nuestra rama de la evolución humana, por primera vez, hace casi dos millones de años".

Encontrados dentro de un radio de poco más de 10 km desde la ubicación de 1470, los tres nuevos fósiles datan de entre 1,78 millones y 1,95 millones de años. La cara de KNM-ER 62000, descubierto por el equipo de Elgite Lokorimudang, miembro del proyecto en 2008, es muy similar a la de '1470'. Por otra parte, la mandíbula superior tiene casi todos sus dientes todavía en su lugar, lo que ha hecho posible deducir el tipo de mandíbula inferior que se hubiera ajustado a '1470'.

Otras coincidencias se pueden encontrar en otros dos nuevos fósiles, la mandíbula inferior de KNM-ER 60000, encontrada por Cyprian Nyete en 2009, y parte de otra mandíbula inferior, de KNM-ER 62003, encontrada por Robert Moru en 2007. El fósil de KNM-ER 60000 destaca como la mandíbula inferior más completa de los primeros miembros del género Homo, descubierta hasta el momento.

El equipo que trabajó en el nuevo estudio incluye a Christopher Kiarie (del Turkana Basin Institute), quien llevó a cabo la preparación de laboratorio de los fósiles, Craig Feibel (Universidad Rutgers), quien estudió la edad de los fósiles, y Susan Antón (Universidad de Nueva York), Christopher Dean (University College of London), Meave y Louise Leakey (del Turkana Basin Institute, en Kenia, y la Universidad Stony Brook, en Nueva York), y Fred Spoor (del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Leipzig), que analizaron los fósiles. La National Geographic Society financió el trabajo de campo, la Fundación Leakey los estudios geológicos y el Max Planck apoyó los trabajos de laboratorio.

  • 1