martes, 21 mayo 2019
00:35
, última actualización
Local

"Nunca se ha invertido en Justicia porque no interesa"

El nuevo juez decano tiene varias prioridades: lograr paliar el colapso y unas instalaciones dignas, sin necesidad de levantar una Ciudad de la Justicia

el 24 jun 2012 / 19:31 h.

TAGS:

Francisco Guerrero.

Francisco Guererro Suárez es el nuevo juez decano de Sevilla, después de que el mes de mayo fuera elegido por sus compañeros. Hace dos semanas tomó posesión con la idea muy clara de cuáles serán sus prioridades al frente de los jueces sevillanos. Con la añoranza de los juicios y las sentencia, tiene ante sí cuatro años con muchos retos.

-¿Cuál es su prioridad tras una primera toma de contacto con al Decanato?
-Tratar de remediar el exceso de dilación en los señalamientos de determinados órdenes jurisdiccionales, impulsando medidas de refuerzos. Esa es mi mayor preocupación ahora mismo.

-¿Y cuáles serían los órdenes con más de demora? ¿Los que están más afectados por la crisis?
-Hay varios apartados. Me preocupa cómo se encuentra lo Social y lo Contencioso-Administrativo. Otro apartado son los problemas de la crisis en determinados órdenes como Social, Mercantil y en Primera Instancia. Luego, la cuestión de la jurisdicción Penal tiene que ver con los sucesivos cambios legislativos, que han incrementado el número de asuntos.

Francisco Guererro Suárez es el nuevo juez decano de Sevilla, después de que el mes de mayo fuera elegido por sus compañeros. Hace dos semanas tomó posesión con la idea muy clara de cuáles serán sus prioridades al frente de los jueces sevillanos. Con la añoranza de los juicios y las sentencia, tiene ante sí cuatro años con muchos retos.

-¿Cuál es su prioridad tras una primera toma de contacto con al Decanato?
-Tratar de remediar el exceso de dilación en los señalamientos de determinados órdenes jurisdiccionales, impulsando medidas de refuerzos. Esa es mi mayor preocupación ahora mismo.

-¿Y cuáles serían los órdenes con más de demora? ¿Los que están más afectados por la crisis?
-Hay varios apartados. Me preocupa cómo se encuentra lo Social y lo Contencioso-Administrativo. Otro apartado son los problemas de la crisis en determinados órdenes como Social, Mercantil y en Primera Instancia. Luego, la cuestión de la jurisdicción Penal tiene que ver con los sucesivos cambios legislativos, que han incrementado el número de asuntos.

-En casos como el de lo Social, en los que se está señalando los juicios a dos y tres años, ¿qué medidas habría que abordar?
-Estoy estudiando la posibilidad de establecer refuerzos externos, además del juez de adscripción territorial actual. Hay que buscar refuerzos por vía de jueces sustitutos, unos cuatro y cinco, aunque el número se está estudiando, durante seis meses prorrogables para tratar de paliar la situación.

-Recientemente, el consejero de Justicia estuvo en una visita, ¿pudo hablar con él y plantearle esta situación?
-Fue una visita de carácter institucional , cuando podamos nos reuniremos para tratar estas cuestiones. No obstante, en primer lugar tengo que hablar con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para plantearle estos refuerzos.

-En el discurso de investidura fue bastante crítico con la Administración. ¿Cree que las administraciones han olvidado la Justicia y ahora la situación se ha empeorado por la crisis?
-La situación no es producto de la crisis, sino por la falta de inversión sucesiva desde que se inició la democracia. Se puede hacer cualquier comparación con el resto de las administraciones y se ve que aquí carecemos absolutamente de lo mínimo. Si mi discurso fue crítico o no, los jueces venimos siendo críticos y no vamos a desaprovechar la oportunidad de la que la opinión pública se entere del estado de la administración de Justicia. Donde los jueces no tenemos la responsabilidad en el sentido de que trabajamos por encima de módulos. Sin embargo, esto no tiene una solución salvo mayor inversión en medios humanos y materiales.

 -¿Por qué la Justicia ha sido siempre la gran olvidada?
-Está claro que no interesa invertir, porque si hubiera interesado se hubiera invertido, simplemente. Si se hubiera invertido el resultado para la sociedad sería muy satisfactorio.

-Ha citado el módulo de trabajo de los jueces. ¿Cree que el Consejo General del Poder Judicial debería revisarlo?
-Es que no es solamente el número de asuntos de entrada, como está fijado ahora, sino que también tenemos que asumir los trámites y las ejecuciones. 

-¿Será otra de las prioridades el Servicio Común de Ejecutorias que está atascado?
-Será una de las cuestiones de negociación. En caso de que no entre en funcionamiento habrá que ver qué otras medidas se pueden adoptar. Por ejemplo, la reunificación de los juzgados de lo Penal, porque la dispersión actual en varias plantas afecta a la agilidad en el trabajo y en un porcentaje importante en el atraso en la resolución de los asuntos.

-Este servicio se propuso tras el caso Mari Luz. ¿Cuentan ahora los jueces como más garantías?
-Por parte de los jueces, que no quepa la menor duda de que se trabaja en los asuntos. Sí ha habido una reforma legislativa, por la que el impulso de los procedimiento, incluidas las ejecuciones les corresponde a los secretarios. Ellos no entran en sala para celebrar las vistas y gracias a esta modificación se nota un avance, un mayor control. Pero, hace falta más inversión, medios humanos y materiales para que podamos conseguir que no se vuelva a producir aquella desgraciada disfunción.

-¿Cree que las dos huelgas de jueces cambiaron algo?
-Es un avance en la concienciación de que la situación no puede seguir así, pero vamos muy lento en la evolución a mejor de las cosas.

 -Ciudad de la Justicia: el suelo ya está desbloqueado, pero ahora el consejero dice que es inviable. ¿Pedirán entonces reformas de los edificios?
-Primero, los jueces jamás hemos hablado del concepto Ciudad de la Justicia. En segundo lugar, estamos en la realidad y hay una crisis que afecta a los presupuestos, pero tenemos edificios como el Noga, ocupado sólo en parte. En cuanto al edificio de los juzgados, con una pequeña inversión sería reutilizable para reubicar aquí la jurisdicción Penal en su conjunto, lo que liberaría espacios de los otros edificios y así ahorrar. Este edificio no se puede desechar, está en su mitad vacío y podría albergar salas de vista en la planta baja.

-¿La Ciudad de la Justicia ha sido un debate político y vacío?
-Sobre el tema político no entro. Solo digo que los jueces simplemente pedimos un lugar digno para desarrollar nuestro trabajo y el de los funcionarios, y digno para los ciudadanos.

 -¿Va a reclamar algún juzgado nuevo este año?
-
Habrá que pedir un incremento de la planta en: Social, Contencioso-Administrativo, Mercantil,Penal y Primera Instancia.

-Como uno de los decanos que firmó el documento por los viajes de Carlos Dívar. ¿Cree que este asunto ha perjudicado la imagen de la Justicia?
-Con el comunicado intentamos trasladar a la opinión pública que una cosa es el CGPJ, como órgano de gobierno, y otra somos los componentes de la carrera judicial. Todas estas disquisiciones nos afectan y quisimos dejar clara esa distinción. Sobre la decisión que se ha tomado no voy a entrar.

-¿Cómo afectaría a Sevilla reunificar partidos judiciales?
-Si sigue adelante comportará un aumento extraordinario del partido judicial y esto hay que combinarlo a su vez con los tribunales de instancia y con inversiones.

-Caso ERE: ¿qué le parece las críticas que está recibiendo la jueza? ¿Se está intentando politizar la instrucción?
-Sobre política no hablo. Sólo destaco el valor jurídico de la jueza de Instrucción. El caso es un reflejo de la soledad del juez de Instrucción, pero tendrá que seguir adelante con la investigación y resolverla con tranquilidad.

  • 1