Local

Obama afirma que EEUU "no está en guerra contra el Islam"

Hasta el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, tuvo ayer que intervenir para frenar el cúmulo de despropósitos que se han sucedido desde que el pastor protestante de Florida Terry Jones amenazara con quemar ejemplares del Corán para conmemorar el 11-S. No en vano, una persona murió ayer en la protesta de miles de afganos contra el plan de Jones.

el 10 sep 2010 / 20:39 h.

TAGS:

Varias personas apalean un muñeco vestido como el pastor evangélico Terry Jones, en Multán, Pakistán.
-->--> -->

Aunque ya ha logrado convertirse en el protagonista del noveno aniversario de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, finalmente Terry Jones no llevará a cabo su amenaza. Para detenerle ha sido necesaria una llamada telefónica personal del secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates; unas declaraciones del presidente Obama, un correo electrónico de su hija, desde Alemania, y sobre todo, supuestamente, el compromiso del imán de Nueva York de no construir una mezquita en la Zona Cero.

En un llamamiento a favor de la tolerancia religiosa, Obama instó a los ciudadanos a "conservar" esos valores, pues "somos una nación ante Dios, con independencia de cómo le llamemos". Y, para acallar las crecientes suspicacias contra el Islam que las encuestas detectan entre la población estadounidenses, subrayó: "Estados Unidos no está en guerra contra el Islam".

Acerca de las amenazas del pastor Terry Jones, Obama aseguró que "la idea de quemar los textos sagrados de otra religión contradice los principios que defiende este país y en los que se basa nuestra nación".

Además, indicó, "este tipo de comportamiento pone a nuestros militares en peligro y se convierte en una herramienta para el reclutamiento de la red terrorista Al Qaeda". Como comandante en jefe de las tropas estadounidenses, agregó el presidente, "debo asegurarme de que no empiezan a aparecer sujetos que intentan llamar la atención" con este tipo de amenazas porque "esto pone en peligro a nuestros hijos e hijas" que combaten en el exterior y "no se debe jugar con eso".

De hecho, el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, advirtió ayer que el plan de Jones supone "una amenaza para la paz y la estabilidad mundial y pone en peligro la armonía entre religiones". Según el mandatario, el anuncio del pastor evangelista "puede incitar violencia y represalias que causen muchas víctimas".

Las primeras víctimas se producían horas después en Afganistán, donde una persona murió y otras seis sufrieron heridas en choques entre fuerzas de seguridad y manifestantes que protestaban contra el proyecto del reverendo, calificado por el presidente afgano, Hamid Karzai, como "un insulto a la Humanidad".

El anuncio de Jones también "preocupa a todos en la UE", según comentó el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. "La reacción unánime que se ha producido en contra de este plan demuestra que solamente a través del respeto y diálogo y respeto de otras culturas y civilizaciones podremos resolver problemas y crisis", recalcó.

Ni siquiera las palabras de su hija Emma han hecho desistir al pastor: "Papá, no lo hagas". A través de un correo electrónico, Emma Jones, que reside en Alemania, recuperó esta semana el contacto con su padre, inexistente desde que el reverendo se marchó a Estados Unidos en el año 2008, para pedirle que desista de sus polémicos planes. "Le rogué que considerara las consecuencias, no sólo para él sino también en todo el mundo", explicó la hija de Jones en una entrevista al diario Der Spiegel. Pero su correo no ha recibido respuesta.

En cualquier caso, el pastor anunció en la madrugada de ayer que aplazaba su plan en la confianza de que no se construya una mezquita cerca de la Zona Cero. Sin embargo, Jones lanzó un ultimátum en la tarde de ayer en el que concedía un plazo de dos horas al imán encargado del proyecto del centro islámico de Nueva York para que cambie el emplazamiento que inspiraba a las 21.20 horas española.

Y es que el principal promotor de la controvertida mezquita, el imán Feisal Abdul Rauf, miembro de Iniciativa Córdoba, desmintió que hubiese alcanzado un acuerdo para reunirse con Jones y con un imán de Florida, Muhamad Musri, "para trasladar el proyecto a una localización ideal que no sea controvertida".

Entretanto, el multimillonario Donald Trump anunció una oferta de compra para el terreno de la polémica, que supera en un 25% la de la Iniciativa Córdoba, "para acabar con esta situación incendiaria y altamente conflictiva".

  • 1