Local

Obama : 'Bush se salió de la senda en su política contra el terrorismo'

El presidente de EEUU, Barack Obama, se distanció ayer de nuevo de la anterior Administración del país al opinar que Bush "se salió de la senda correcta" en la lucha contra el terrorismo. Más allá, Obama tachó de poco efectivas e insostenibles las políticas de su predecesor en esta materia.

el 16 sep 2009 / 03:06 h.

TAGS:

El presidente de EEUU, Barack Obama, se distanció ayer de nuevo de la anterior Administración del país al opinar que Bush "se salió de la senda correcta" en la lucha contra el terrorismo. Más allá, Obama tachó de poco efectivas e insostenibles las políticas de su predecesor en esta materia.

"Las decisiones que se tomaron durante los últimos años se basaron en un enfoque legal improvisado para luchar contra el terrorismo que no era ni efectivo ni sostenible", afirmó Obama durante un discurso que pronunció ayer sobre seguridad nacional en la capital del país.

El presidente indicó que tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Washington y Nueva York, el Gobierno estadounidense tomó una serie de decisiones "apresuradas" aunque dijo creer que esas decisiones se basaron en un "sincero deseo" de proteger al pueblo estadounidense. El presidente precisó que "demasiado a menudo" el Gobierno tomó decisiones apoyadas en el miedo y en la falta de visión de futuro, y criticó el que con frecuencia se manipulasen los datos para que se ajustasen a las "predisposiciones ideológicas".

"En lugar de aplicar de forma estratégica nuestro poder y nuestros principios, los dejamos de lado con demasiada frecuencia como lujos que no nos podíamos permitir", subrayó.

"Y en esa era del miedo, muchos de nosotros, demócratas y republicanos, políticos, periodistas y ciudadanos nos quedamos callados", insistió. "En otras palabras", continuó, Estados Unidos "se salió de la senda correcta". En su intervención, el presidente hizo hincapié en que ésta reflexión no refleja simplemente su opinión sino que es una idea compartida por el pueblo estadounidense. Un pueblo que "nominó a candidatos a la Presidencia de ambos partidos; que, pese a sus muchas diferencias, apostó por un nuevo enfoque; que rechaza la tortura y reconoce la necesidad de cerrar Guantánamo".

El máximo responsable de la Casa Blanca recordó que desde su llegada a la Presidencia a finales de enero ha adoptado ya varias medidas para proteger al pueblo estadounidense, como la prohibición de técnicas de interrogación abusivas. "Sé que algunos han sostenido que métodos brutales como la asfixia simulada son necesarios para mantenernos seguros. Estoy completamente en desacuerdo", insistió.

Respecto al cierre de la prisión de Guantánamo -una de sus promesas electorales- , Obama insistió en que cesará la actividad del penal pese que a que el Senado le ha negado los fondos para hacerlo, y dejó entrever que detendrá de forma indefinida a algunos presos en EEUU. "A medida que nuestro esfuerzo para cerrar Guantánamo avanza, la política en el Congreso será difícil", dijo.

El pasado miércoles, los senadores demócratas del Senado bloquearon la partida presupuestaria de 80 millones de dólares necesaria para cerrar Guantánamo, en un claro revés hacia el presidente. Los senadores esgrimieron para no aprobar la partida que es necesario saber cuál será el futuro de los 240 presos.

Al respecto, el presidente aseguró durante su discurso de ayer que transferirá algunos de ellos a prisiones de máxima seguridad en Estados Unidos y los juzgará en los tribunales federales o los tribunales antiterroristas especiales creados en Guantánamo por el Gobierno de George W. Bush, con un cambio en las normas que dé más derechos a los acusados. Además anunció que su Ejecutivo ha determinado que 50 detenidos pueden ser enviados "con seguridad" a otros países y ahora negocia con ellos su transferencia.

Por último, indicó, hay un grupo de presos que "no pueden ser juzgados por delitos, pero que representan una amenaza para la seguridad de Estados Unidos".

Por ello, mencionó la posibilidad de mantenerlos en detención "prolongada" para evitar que lleven a cabo "actos de guerra", aunque prometió que habría un sistema de supervisión judicial y legislativa. Por su parte, los republicanos han advertido a los estadounidenses de que Obama quiere mandar terroristas a su barrio, un comentario al que el presidente pareció aludir ayer cuando criticó los discursos "diseñados para asustar a la gente en lugar de informarla".

  • 1