Local

Obama consolida su ventaja sobre McCain

El segundo cara a cara entre los presidenciables de EEUU no fue mucho más entretenido que el primero, aunque sí hubo un vencedor más claro. Obama salió fortalecido de un debate del que un 54% de los espectadores le considera ganador. La economía, para variar, acaparó el discurso de ambos candidatos. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 16:29 h.

TAGS:

El segundo cara a cara entre los presidenciables de EEUU no fue mucho más entretenido que el primero, aunque sí hubo un vencedor más claro. Obama salió fortalecido de un debate del que un 54% de los espectadores le considera ganador. La economía, para variar, acaparó el discurso de ambos candidatos.

John McCain lo intentó, pero no acabó de despegar. Obama estuvo mejor. Así lo reflejó un sondeo difundido por la cadena de televisión CNN, que indica que sólo un 30% dio la victoria al candidato republicano.

Obama, según esta encuesta, mejoró su imagen con este debate y si antes del cara a cara un 60% de los electores le veían favorablemente, ahora es el 64%. Un 38% tenía una opinión negativa sobre él y esa cifra se ha reducido al 34%.

En los medios de comunicación, los analistas también consideran que el vencedor del debate fue el candidato demócrata. David Gergen, de la CNN, opinó que Obama "hiló bien sus respuestas y supo conectar con las mujeres".

Por su parte, en la misma cadena, el analista Jeffrey Tobin aludió a un momento en el que McCain se refirió a su rival como "ése", y opinó que "ése es un momento que la gente recordará porque sonó despectivo". En la cadena MSNBC, la presentadora Rachel Maddow aseguró que Obama, al que las encuestas dan ventaja en la carrera por la Casa Blanca, ganó porque se comportó "como si McCain, directamente, no estuviera allí".

Estaba previsto que en este segundo debate, por su formato, los candidatos escuchasen directamente "la voz del pueblo", puesto que se había invitado a un grupo de 80 votantes indecisos a hacer preguntas a los aspirantes y se habían recogido miles de preguntas por internet. Sin embargo, el cara a cara careció de espontaneidad y no logró cambiar la dinámica de la contienda. El objetivo era, sin más, evitar errores.

También se esperaba que la crispación que se ha apoderado de la campaña se tradujera en reproches mutuos y ataques personales. McCain incluso había sugerido que no tendría miramientos para atacar a su rival demócrata.

"Aquí la meta era evitar tropiezos: McCain necesitaba controlar su temperamento y Obama tenía que evitar las respuestas abstractas y la retórica que pueden distanciarlo del ciudadano de a pie", dijo a Efe Nathan Griffith, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Belmont.

De nuevo, la crisis . Tanto Obama como McCain dijeron entender la "frustración" de los ciudadanos con los políticos en Washington pero discreparon sobre cómo resolver la crisis económica, que dominó el segundo debate presidencial de EEUU.

Durante el duelo electoral en la Universidad Belmont en Nashville (Tennessee), ambos candidatos ofrecieron propuestas opuestas sobre cómo sanear la economía estadounidense, aquejada por un abultado déficit, el desempleo y una deuda nacional que ronda los 10 billones de dólares (7,35 billones de euros).

McCain, rezagado en las encuestas a raíz del descalabro del sistema financiero, insistió en que Obama busca elevar los impuestos y el gasto fiscal, una acusación constante de los conservadores contra la oposición demócrata. El senador rechazó las críticas de Obama de que su política beneficiará a los ricos e insistió en que su propuesta para ayudar a los propietarios de viviendas está pensada para la clase media.

Pero el candidato demócrata procuró durante todo el debate vincular a McCain con las "fallidas políticas económicas" del presidente George W. Bush, al afirmar que su propuesta fiscal beneficiaría a las grandes corporaciones y no a la clase media. De hecho, la primera pregunta de la noche reflejó la ansiedad que está en boca de muchos estadounidenses: tras el rescate financiero de Wall Street, ¿quién protegerá a los jubilados y ancianos que ven reducidos sus ingresos?

Por otro lado, los candidatos abordaron asuntos como la escasez de cobertura médica, la educación, la independencia energética, la guerra en Irak y el papel de EEUU en el mundo. En ningún momento se mencionó América Latina o la reforma migratoria, dos asuntos sobre los que Obama y McCain han chocado continuamente.

A partir de ahora, los aspirantes tendrán la mirada puesta en los estados bisagra que, con toda probabilidad, decidirán el desenlace de las elecciones. Obama tiene previstos mítines en Indiana mientras que el republicano McCain es esperado junto con su compañera de fórmula, Sarah Palin, en Pensilvania y Ohio, dos estados clave el 4 de noviembre. Joe Biden, el candidato demócrata a la vicepresidencia, viajará a Tampa (Florida), también muy disputado.

  • 1