Local

Obama. El líder omnipotente

El presidente de EEUU ha guiado los principales asuntos mundiales.

el 29 dic 2009 / 18:14 h.

TAGS:

Barack Obama ha sido el arquitecto del mundo en este año que termina. 2009 tiene su sello personal. El mandatario más poderoso de la Tierra ha ejercido su magnético liderazgo más allá de las fronteras que el pasado 20 de enero lo coronó como el primer presidente afroamericano de EEUU.

Sus brillantes discursos llenos de luz y sueños, aperturistas, esperanzadores y que invitaban a la reconciliación de los pueblos y las razas tras ocho años de oscuridad de la mano de su antecesor, George W. Bush, provocaron que su llegada a la Casa Blanca se viviera con una gran explosión de júbilo y entusiasmo en todos los rincones del planeta. El mundo no hubiese perdonado a EEUU otra elección. Pero todo ello supuso que las expectativas fueran tan desorbitadas que muchos de sus defensores -algún analista incluido- no le concedieron ni los cien días de gracia: el nuevo presidente de EEUU sólo tuvo una semana o un mes a lo sumo para resolver todos los problemas mundiales... porque todo lo demás sería un fracaso.

Pero en este año Obama ha dado muchos pasos, algunos muy importantes, y, por supuesto, también ha tenido algún que otro tropiezo.
El mayor de los logros del político de Illinois durante estos casi doce meses de mandato llegó en Nochebuena con la aprobación en el Senado de la reforma sanitaria por 60 votos contra 39. Una conquista histórica con la que el presidente de EEUU empieza a construir un legado extraordinario y un éxito sin precedentes que la Historia le negó al dirigente demócrata que más cerca estuvo de cambiar el sistema sanitario estadounidense: Bill Clinton. Esta reforma recoge por primera vez el derecho de todos los ciudadanos a la atención sanitaria y permitirá que más de 30 millones de ciudadanos obtengan la cobertura que ahora no tienen. "Es la legislación social más importante desde 1930", aseguró el propio Obama tras su aprobación. Ahora el Congreso y el Senado tendrán que aunar los dos textos confirmados hasta el momento. Una tarea difícil pero no imposible.
un largo recorrido. En su camino el presidente ha encontrado la oposición de los republicanos y la hondura de problemas enquistados.

Pero ello no le ha impedido que pusiera en marcha cambios en la relación con Cuba, ha abordado el conflicto de Oriente Próximo aunque hasta ahora sin grandes resultados, ha tendido puentes a Irán que el régimen de Mahmud Ahmadineyad se ha encargo de ir dinamitando, ha puesto en marcha la estrategia para Afganistán, ha avanzado en la cooperación con China, ha anunciado el cierre de Guantánamo aunque va a tener que esperar más tiempo del previsto por las reticencias del Congreso y de los ciudadanos estadounidenses a albergar presos del penal, ha declarado la guerra a las armas nucleares y ha convencido a Rusia para el desarme y, por supuesto, ha logrado aprobar un plan de estímulo económico que está sacando a EEUU de la crisis. Su tropiezo: Copenhague. Obama cerró el texto definitivo de la cumbre del clima, pero con un pacto de mínimos que no compromete a nadie y que él mismo tilda de "insuficiente".
Pero, sobre todo, ha encontrado su estilo para gobernar: es más pragmático y trabaja con la voluntad de no imponer su criterio a toda costa para conseguir sumar más apoyos. Es humano.

La UE estrenó un tratado con el que ganar peso y eficacia

Casi ocho años después de ini-ciado su proceso de reformas, la Unión Europea estrenó finalmente el 1 de diciembre su nuevo tratado y, con él, instituciones renovadas, un presidente estable y la meta de un servicio diplomático digno de una potencia mundial. El Tratado de Lisboa, que no sustituye a los anteriores sino que los reforma y actualiza, es el producto final del ambicioso intento de dotar a Europa de una Constitución.
Aquel proyecto, lanzado en diciembre de 2001 antes de que se produjera la gran ampliación de la Unión hacia el Este, naufragó en 2005 cuando franceses y holandeses rechazaron en sendos referendos lo que podría haber sido un salto hacia un estado supranacional. Con Lisboa, Europa volvió a un esquema más convencional de evolución, pero conservó los cambios institucionales más innovadores que el proyecto de tratado incluía.

Sin tanto brillo como la Constitución, pero con novedades de alcance, el nuevo tratado está provocando ya una revolución en la administración comunitaria.
El nuevo tratado, firmado en diciembre de 2007, establece unos procedimientos de decisión más ágiles para este club con veintisiete miembros, crea nuevos mecanismos para que la Unión pueda hablar con una sola voz en el mundo, aumenta el control democrático, y refuerza y clarifica las competencias del poder central y de los estados.
En el terreno de la toma de decisiones los cambios principales consisten en un nuevo sistema de voto, que da más peso a los estados miembros más poblados; la extensión del voto por mayoría cualificada a 44 nuevas áreas, incluidas algunas tan sensibles como los controles fronterizos, el asilo o la inmigración, y la concesión al Parlamento Europeo de un poder casi generalizado de "codecisión" legislativa.

El Parlamento, la única institución de la UE elegida por sufragio universal directo, es el ganador incontestable de esta reforma. Dos ejemplos.
Durante 50 años, los ministros han tomado decisiones de política agrícola (que absorbe nada menos que la mitad del presupuesto de la UE), sin más limitación que la de "consultar" a los eurodiputados, pero sin obligación ninguna de respetar sus puntos de vista. Ahora, sin embargo, los eurodiputados se convierten en colegisladores. Peor aún, en los acuerdos comerciales con países terceros, ni siquiera tenían los ministros por qué consultar a la Cámara, pero ahora también el voto del Parlamento será decisivo.
El nuevo sistema para el cálculo de la mayoría cualificada, que devuelve a los países más grandes y poblados una parte del peso que perdieron con el ingreso de una decena de estados pequeños, no entrará en vigor hasta el 1 de noviembre de 2014.
El nuevo tratado reconoce a los parlamentos nacionales, por primera vez, el derecho a ser consultados con carácter previo sobre cualquier proyecto legislativo de Bruselas.
Con el nuevo tratado, la Unión espera finalmente poder hablar con una sola voz en los asuntos internacionales, a través de sus dos nuevas figuras, el presidente estable del Consejo Europeo, que presidirá las reuniones de los jefes de estado o gobierno durante dos años y medio, y el Alto representante para la política exterior y de seguridad, quien será al mismo tiempo vicepresidente de la Comisión. El 19 de noviembre los líderes designaron por unanimidad, contra todo pronóstico, al democristiano belga Herman Van Rompuy y a la socialista británica Catherine Ashton para esos dos cargos.
A España le tocará poner en marcha el Tratado de Lisboa a partir del 1 de enero. 

Berlusconi termina el año agredido en un mitin

El protagonista indiscu-tible de 2009 en Italia ha sido su primer ministro Silvio Berlusconi, con los escándalos sexuales en los que se ha visto inmerso y la agresión que sufrió tras un mitin en Milán, donde un desequilibrado le arrojó una estatuilla que le hirió en la cara y le obligó a estar hospitalizado cuatro días. La agresión -que le causó la rotura parcial del tabique nasal y de dos dientes, así como un corte en el labio- desató un fuerte enfrentamiento entre los conservadores que denunciaron el "clima de odio" y la oposición que acusó a Berlusconi de ser el "instigador".
El proverbial populismo y campechanía de Berlusconi, de 73 años, le costó caro este año, cuando en abril se presentó en la fiesta del 18 cumpleaños de Noemi Letizia, en Nápoles, y se dejó fotografiar en la celebración con la chica y los padres. Y no tardaron en salir las imágenes de sus fiestas con las velinas (prostitutas) en su casa de Cerdeña y luego los escándalos judiciales y políticos. 

Irán se adentra en la peor crisis política desde 1979

Las multitudinarias protestas contra la polémica reelección el pasado junio del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, han sumido a Irán en la peor crisis política desde que hace tres décadas triunfó la revolución y se instauró la República Islámica (1979). En apenas seis meses, la indignación popular ha sacado a la luz la brecha que divide a la clase política y se ha transformado en un movimiento de contestación social que no sólo critica al Gobierno si no que censura algunos de los principios del propio régimen. Unas protestas que el Ejecutivo de Ahmadineyad reprime con dureza y se traduce en censura a los medios, muertos y detenciones de los principales líderes opositores.
A todo esto se une una enconada polémica nuclear entre Irán y la comunidad internacional que se agudizó en el último trimestre de 2009 tras un intento fallido de reconducir las negociaciones, y amenaza con agravarse en 2010.  

ENERO: Israel mata 1.400 palestinos. La ofensiva israelí en Gaza –iniciada a fines de 2008– concluyó el 18 de enero tras responder Hamás al alto el fuego de Israel. La operación Plomo fundido causó 1.314 muertos y 5.320 heridos palestinos y cuatro fallecidos israelíes.

FEBRERO. Irak se hace 'independiente'. Obama anunció su plan de retirada para Irak: en agosto de 2010 saldrá la mayor parte de las tropas de EEUU del país y entonces tendrá que asumir la seguridad. Pero Irak deja atrás 2009 con la mirada puesta en las elecciones de 2010. 

MARZO. Castro no se acerca a EEUU. El Gobierno de Raúl Castro redujo en 2009 la entrega de alimentos a los cubanos por la crisis, recortó el consumo de energía y frenó los pagos de deudas, y en el campo político siguió el inmovilismo pese al acercamiento de EEUU.

ABRIL. Un seísmo hace temblar Italia. Un total de 294 muertos, más de 1.500 heridos y 20.000 personas sin hogar fue el balance del terremoto de 5,8 grados registrado en la región de Los Abruzos, en Italia, el 6 de abril. La polémica gestión del desastre salpicó a Berlusconi.

MAYO: Corea indigna a Occidente. Corea del Norte puso a prueba la paciencia de Occidente con un desafío en forma de inesperada prueba nuclear y lanzamientos de misiles el día 25. Finalmente, la estrategia de toma y daca, desembocó en una reunión con EEUU.

JUNIO. Ahmadineyad enfurece a su pueblo. Desde las elecciones del 12 de junio, en la que Mahmud Ahmadineyad resultó reelegido en el cargo con el 64% de los votos, Irán vive grandes revueltas ante las sospechas de fraude. La violenta represión le ha valido la condena mundial.

JULIO. Honduras confirma el golpe. El Parlamento de Honduras designó a Roberto Micheletti presidente tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya. En noviembre se celebraron elecciones y ganó Porfirio Lobo. EEUU ha reconocido los comicios y Latinoamérica, no.

AGOSTO. Birmania condena a Suu Kyi. Un tribunal condenó el 11 a la Nobel opositora birmana Aung San Suu Kyi a tres años de trabajos forzados, conmutados por 18 meses de arresto domiciliario por reunirse con unos extranjeros. Ahora el Supremol ha aceptado su apelación.

SEPTIEMBRE. Chávez contra EEUU. El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha vuelto a encontrar en EEUU su enemigo. El día 13 aseguró que Caracas debe preparar su “defensa” frente a la “amenaza” del estacionamiento de tropas de EEUU en Colombia.

OCTUBRE. Brasil se abre al mundo. Brasil salió este año de la crisis mundial sin mayores consecuencias, con el pie en el acelerador y el prestigio en alza en el escenario internacional, fruto del crédito del presidente Lula, y la concesión de los Juegos Olímpicos el 2 de octubre. 

NOVIEMBRE. Berlín une a la Humanidad. Invitados de más de 30 países, entre ellos los representantes de las potencias aliadas que ocuparon Berlín tras la II Guerra Mundial, celebraron en la capital alemana el 9 de noviembre el 20º aniversario de la caída del Muro.

DICIEMBRE. Más tropas a Afganistán. El presidente de EEUU, Barack Obama, anunció a primeros de mes el envío de 30.000 soldados más a Afganistán, con lo que eleva a 100.000 el número de efectivos norteamericanos en ese país. La OTAN enviará otros 7.000 más.

  • 1