Local

Obama extiende por un año las sanciones al plan nuclear de Irán

La Casa Blanca extendió ayer por un año las sanciones económicas y comerciales contra Irán por creer que sigue siendo una amenaza "inusual y extraordinaria" a la seguridad nacional.

el 15 sep 2009 / 23:58 h.

TAGS:

La Casa Blanca extendió ayer por un año las sanciones económicas y comerciales contra Irán por creer que sigue siendo una amenaza "inusual y extraordinaria" a la seguridad nacional, la política exterior y la economía de EEUU. Ahmadineyad ve las sanciones "ineficaces".

En una notificación al Congreso, el presidente de EEUU, Barack Obama, indicó que las sanciones contra Teherán "tienen que continuar en vigor más allá del 15 de marzo", que es cuando expira la anterior orden presidencial del año pasado. Estas renovaciones de las sanciones mediante orden ejecutiva presidencial son un procedimiento rutinario que se repite cada año. De hecho, a principios de mes, Obama hizo lo mismo con las sanciones contra Zimbabue.

Las sanciones a las que se refiere Obama fueron impuestas el 15 de marzo de 1995, por el entonces presidente Bill Clinton y ampliadas en mayo de ese mismo año para poder responder con más contundencia a la amenaza que supone Irán para la seguridad nacional de EEUU. El 19 de agosto de 1997, Clinton firmó una nueva orden para consolidar y clarificar las anteriores. Esa prórroga de las sanciones se producen a pesar de que el presidente Obama y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, mostraran su voluntad hacia una apertura y un diálogo con Irán. Sin embargo, el Gobierno de EEUU siempre ha dicho que sólo tenderá la mano a Irán si "abre su puño" y abandona sus aspiraciones nucleares.

Por su parte, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, calificó ayer de "grave error" las sanciones internacionales impuestas a su país e insistió en que la realidad demuestra que son "ineficaces". "Tratar de frenar el desarrollo con sanciones es una idea de niños y un gran error", dijo Ahmadineyad, a quien citó la agencia oficial de noticias local Irna.

El conflicto entre ambos países no es nada nuevo. Estados Unidos e Irán rompieron lazos diplomáticos en 1980, tras el triunfo de la revolución islámica que derrocó la monarquía del último Sha de Persia, el pro occidental Mohamad Reza Pahlevi.

Ahmadineyad insistió ayer en que esas medidas punitivas que pretende Washington no detendrán a Irán ni interrumpirán su camino hacia el progreso y el desarrollo, hacia el que caminarán "por la gracia de Dios".

Ayer, el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Manuchehr Mottaki, declaró en Armenia que su país espera cambios en la política exterior de Estados Unidos, de los que dependerán las futuras relaciones entre ambos países. Subrayó que las autoridades de su país "está convencido de que si los cambios son importantes y reales, habrá una respuesta positiva por parte de Irán, de la misma manera que la política equivocada de la anterior Administración estadounidense tuvo su respuesta".

"La respuesta de Irán se corresponderá con los cambios en la política norteamericana", declaró el ministro en rueda de prensa, citado por las agencias. Según Mottaki, "es importante que las declaraciones por parte de EEUU de cambios en su política exterior pasen de la forma al contenido y de la táctica a la estrategia".

  • 1