Local

Obama: "La reforma sanitaria es central para poder salir de la crisis"

El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró ayer que la reforma del sistema de salud público es "central" para que la economía de su país pueda recuperarse de la crisis que vive.

el 16 sep 2009 / 06:09 h.

TAGS:

El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró ayer que la reforma del sistema de salud público es "central" para que la economía de su país pueda recuperarse de la crisis que vive.

Obama ofreció ayer una rueda de prensa en horario de máxima audiencia para defender la necesidad de esta reforma sanitaria, una de sus principales promesas de campaña y cuyo respaldo disminuyó gradualmente entre el público y el Congreso.

"Hemos conseguido evitar lo peor" pero "aún queda mucho por hacer" y dado el alto coste del sistema de salud, "la reforma sanitaria es central en este esfuerzo", explicó Obama, que en los últimos diez días compareció en otras ocasiones para defender en público la necesidad de la medida.

Según afirmó el presidente, los cerca de 48 millones de estadounidenses que carecen de cobertura sanitaria "están esperando nuestro liderazgo y no debemos defraudarles. Aprobaremos una reforma que rebaje los costes, aumente las opciones y aporte una cobertura fiable. Y lo haremos este año". Asimismo, se fijó como plazo agosto para contar con un proyecto de ley de reforma aceptable. En la actualidad, tres comités en el Congreso manejan sendos borradores, cada uno con propuestas distintas.

Obama defendió la imposición de un plazo al considerar que "de otro modo, las cosas se van quedando sin hacer". Uno de los principales argumentos empleados contra la medida es el coste, que algunos analistas valoraron en cerca de un billón de dólares y que los críticos de la reforma creen que puede repercutir muy negativamente en un déficit presupuestario que este mes ya superó a su vez el billón de dólares.

El presidente de EEUU quiso atajar esos miedos al asegurar que "la reforma del sistema sanitario no engordará nuestro déficit en los próximos diez años, y lo digo en serio". Según explicó, "dos tercios del coste de la reforma se pueden costear redistribuyendo dinero que simplemente se desperdicia en programas de salud federales".

Si no se acomete la reforma y se controla el gasto sanitario "no seremos capaces de controlar nuestro déficit". También sostuvo que "si no reformamos el sistema, el coste para ustedes seguirá multiplicándose. Si no actuamos, 14.000 estadounidenses perderán su seguro médico cada día. Estas son las consecuencias de no actuar".

El agrio debate y los escasos progresos en torno a la medida afectaron a la popularidad del presidente de EEUU, que pasó del 70 al 55%, según una encuesta que publicó ayer el diario USA Today. El sondeos parecen haber dado alas a la oposición republicana, que por primera se encuentra con un mensaje que encuentra eco entre el público.

No obstante, la imagen de Estados Unidos mejoró de modo notable en el mundo tras la llegada al poder del Barack Obama, con la excepción del área musulmana, según la encuesta del centro de investigación Pew.

  • 1