viernes, 19 abril 2019
16:11
, última actualización
Local

Obama logra el respaldo para salvar su reforma sanitaria

El voto de un legislador clave le dará mayoría en el Senado.

el 19 dic 2009 / 20:31 h.

TAGS:

Barack Obama, junto a la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

Con el anuncio ayer de que un legislador clave, Ben Nelson, apoyará la medida, la mayoría demócrata en el Senado de EEUU cuenta ya, salvo sorpresas, con los votos necesarios para aprobar finalmente la reforma sanitaria.

Con el sí del senador demócrata por Nebraska, este partido suma ya los 60 legisladores necesarios en el Senado, de cien escaños, para bloquear posibles vetos de la oposición republicana y sacar adelante una medida a cuyo éxito el presidente de EEUU, Barack Obama, se ha apostado buena parte de su prestigio político. Hasta ahora, Nelson había expresado sus dudas a la hora de apoyar la medida al considerar que debía contener más disposiciones contra el aborto.

El legislador es un firme enemigo del derecho a la interrupción del embarazo y quería que la medida prohibiera el uso de fondos públicos para practicar abortos, algo que ha conseguido. El legislador dio a conocer su apoyo después de que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, anunciara una serie de modificaciones al proyecto de ley, incluidas concesiones a Nelson en lo que respecta al aborto y financiación para el estado que representa el senador.

Según declaró en una rueda de prensa en el Capitolio, "el cambio nunca es fácil... pero el cambio es lo que necesita EEUU ahora mismo". "Voy a votar a favor de la reforma del sistema sanitario porque con ella se atajan los costes galopantes de la salud para las familias, los trabajadores y los colectivos rurales de Nebraska", anunció el senador, que se felicitó por las modificaciones incluidas.

"Sé que para algunos de mis colegas no son fáciles de aceptar" pero, subrayó, "sin ellas no hubiera podido aceptar la medida". Por su parte, Reid indicó que con el sí de Nelson, ya tiene garantizados los 60 votos necesarios para aprobar la medida tras meses de debate y negociación en el Capitolio. El objetivo de los demócratas es aprobar la medida antes del día de Navidad, lo que podría suponer una votación durante la propia Nochebuena.

La versión definitiva de la medida que proponen los demócratas para dar cobertura médica a cerca de 30 millones de personas que carecen de ella en EEUU ha eliminado la creación de una opción pública, un seguro sanitario público que compitiera con el sector privado. En su lugar, se permitirá a las aseguradoras privadas que puedan ofrecer planes de cobertura en todo el país, en lugar de estar sometidos a las diferentes regulaciones de cada estado.

Una de las grandes innovaciones de la medida es la prohibición a las aseguradoras de rechazar dar cobertura a quienes padezcan ya enfermedades. Esa prohibición tendría efecto inmediato para los niños, y se extendería a toda la población en 2014.

La oposición republicana ha multiplicado sus críticas contra la medida, que según el líder de esta minoría, Mitch McConnell representa "un error legislativo de proporciones históricas".

  • 1