Local

Obama prevé enviar naves tripuladas a Marte a partir de 2030

Responde así a las críticas por anular el proyecto ‘Constelación'.

el 16 abr 2010 / 19:31 h.

TAGS:

Barack Obama, en el centro de lanzamiento Kennedy.

El presidente de EEUU, Barack Obama, presentó ayer su plan para el porvenir de la agencia espacial estadounidense (NASA), que prevé el envío de misiones tripuladas a Marte para mediados de la década de 2030.


En un discurso en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida), Obama, acompañado de Buzz Aldrin, uno de los tripulantes de la misión Apolo que llevó al hombre a la Luna, afirmó que "la exploración espacial es una parte imprescindible del futuro". "Cuando comience la próxima década, los vuelos de prueba ensayarán los dispositivos necesarios para una exploración más allá de la baja órbita terrestre, y para 2025 esperamos que las nuevas naves espaciales nos permitan enviar misiones tripuladas al espacio sideral, más allá de la Luna", declaró Obama.


"Empezaremos enviando astronautas a un asteroide por primera vez en la Historia. Para mediados de la década de 2030 creo que podremos enviar misiones tripuladas a la órbita de Marte y conseguir que vuelvan sanas y salvas a la Tierra", agregó.


A ello le seguirá "el aterrizaje en suelo de Marte", prometió el presidente de 48 años, quien bromeó con que "tengo toda la intención de vivir para verlo". "Estoy comprometido al ciento por ciento con la misión de la NASA y su futuro", aseguró Obama, en un discurso en el que respondía a las críticas que ha recibido su plan por poner fin al proyecto Constellation, un programa lanzado en 2004 por el entonces presidente, George W. Bush, para reemplazar los transbordadores espaciales y enviar al hombre de nuevo a la Luna para 2020. "Nadie está más comprometido que yo con las misiones espaciales tripuladas", insistió, antes de subrayar que no obstante "debemos hacerlo de manera sensata".


En su presupuesto para 2011 Obama aumentó los recursos de la NASA en 6.000 millones de dólares pero no asignó fondos para Constellation, un programa que entre otras cosas debía diseñar un nuevo modelo de transbordador que sustituyera en 2015 a los actuales, que quedarán jubilados a finales de este año. Una comisión encargada por Obama determinó en agosto que el programa de transbordadores había acumulado ya un retraso de al menos tres años, mientras las ambiciones de enviar al hombre a la Luna no podrían verse cumplidas hasta 2030.


La cancelación de Constellation ha sido acogida con división de opiniones y mientras algunos expertos consideran que el nuevo plan -que adjudica un papel mucho mayor al sector privado en el lanzamiento de cohetes espaciales- es correcto, otros creen que asesta un golpe mortal a la razón de ser de la NASA, los vuelos espaciales tripulados. Esta semana, tres destacados astronautas enviaron una carta abierta a Obama en la que afirmaron que podría significar la pérdida del liderazgo espacial de Estados Unidos.


Obama aseguró que su plan es "atrevido". Entre otras cosas, propuso "la exploración robotizada del sistema solar, el envío de una sonda a la atmósfera del Sol, nuevas misiones de exploración a Marte y otros destinos, y un telescopio que sustituya a Hubble".

  • 1