Local

Obama propone en la ONU abrir una "nueva era de cooperación mundial"

el 23 sep 2009 / 20:17 h.

TAGS:

El presidente de los EEUU, Barack Obama, en su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU como mandatario de su país, hizo un llamamiento a la unidad mundial y propuso una "nueva era de cooperación" para luchar contra los desafíos comunes. Obama pretendía así resucitar unas Naciones Unidas que su antecesor, George W. Bush, hirió de muerte durante la guerra de Irak.

En el esperado primer discurso de su mandato ante la Asamblea General, Obama sostuvo que "ha llegado el momento de adoptar una nueva era de acercamiento basado en los intereses mutuos y el respeto mutuo, y esta tarea debe comenzar ya".

Este llamamiento al multilateralismo representa una ruptura con respecto al mandato del presidente George W. Bush, cuya decisión de ir a la guerra contra Irak motivó años de alejamiento en las relaciones entre EEUU y Naciones Unidas.

Ahora, destacó Obama, EEUU busca "una nueva era de cooperación con el mundo", que reconozca "los derechos y responsabilidades de todos" y que se basaría en cuatro pilares: la no proliferación, la búsqueda de la paz, la lucha contra el cambio climático y una economía mundial que dé oportunidades a todos.

Estados Unidos, sostuvo su presidente, no puede "resolver por sí solo los problemas de todo el mundo". En un discurso que se prolongó durante 40 minutos, Obama combinó tanto optimistas palabras de unidad como duras advertencias contra los países díscolos, sin ahorrar una crítica tajante al estado actual de una ONU que "a menudo ha sido un foro para dividir en lugar de buscar puntos de acuerdo".

Al centrarse en cómo poner en marcha los cuatro pilares de su propuesta de colaboración, Obama se refirió a la lucha contra la proliferación para lanzar una dura advertencia contra Irán y Corea del Norte, cuyos programas atómicos amenazan con arrastrar al mundo "por una peligrosa pendiente". Si ambos países continúan adelante con sus programas nucleares "tendrán que rendir cuentas".

El presidente estadounidense dedicó una amplia sección de su discurso al conflicto israelo-palestino, después de que el martes celebrara una reunión trilateral con ambos líderes, Benjamín Netanyahu y Mahmud Abás, sin lograr avances palpables. Obama, que en la trilateral había cambiado su llamamiento a "congelar" los asentamientos israelíes por una apelación a "refrenar las actividades", dejó claro ayer que EEUU "no acepta la legitimidad" de esos emplazamientos. Por su parte, los palestinos deben "poner fin a la incitación contra Israel", declaró.

Acerca de la lucha contra el cambio climático, sostuvo que "los días en que EEUU arrastraba los pies se han acabado" y recalcó que "no puede haber paz a menos que nos responsabilicemos de la conservación del planeta". Así, previno sobre que si se mantiene el mismo ritmo de no combatir el cambio climático, el escenario mundial estará marcado por conflictos por los refugiados y los recursos, por la sequía y el hambre, y pronosticó que espacios en los que han vivido los seres humanos durante miles de años desaparecerán.

Pobreza. En paralelo al discurso de Obama, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió ayer a los líderes mundiales unidad para afrontar retos como la pobreza, la pandemia de gripe o el cambio climático, y conflictos como los de Somalia, Afganistán, Birmania o Gaza. Ban, ahora en la mitad de su mandato de cinco años, remarcó que todos los países tienen que estar "unidos en los propósitos y en la acción".

Por su parte, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, reclamó que los países pobres y en desarrollo aumenten su poder en las instituciones multilaterales, para hacerlas más democráticas y adaptarlas al mundo actual y mostró su interés por luchar contra el cambio climático.

  • 1