Deportes

Objetivo: evitar a los 'cocos'

El Sevilla tiene ante sí una de esas ocasiones que hay que aprovechar a toda costa. Ganar al Slavia o hacer lo mismo que el Arsenal frente a Steaua supondría pasar a octavos como primero de grupo y, en teoría, tener más opciones de prolongar el sueño Champions evitando a los rivales más fuertes.

el 14 sep 2009 / 21:23 h.

El Sevilla tiene ante sí una de esas ocasiones que hay que aprovechar a toda costa. Ganar al Slavia o hacer lo mismo que el Arsenal frente a Steaua supondría pasar a octavos como primero de grupo y, en teoría, tener más opciones de prolongar el sueño Champions evitando a los rivales más fuertes.

La brillante victoria del pasado 27 de noviembre sobre el Arsena ha permitido al equipo de Manolo Jiménez plantarse aquí al frente del Grupo H. Con dos puntos de ventaja sobre los ingleses, tiene en su mano certificar el pase a la siguiente ronda de la mejor forma posible. Alcanzar los octavos como primero supondría disputar la vuelta de la eliminatoria a doble partido en casa y, además, evitar a rivales en teoría de un potencial superior, a los cocos. Es el caso de Milan, Manchester United, Chelsea o Inter, que ya tienen asegurada la primera plaza y esperan ya a un segundo de grupo en el sorteo.

Eso no quiere decir que los demás contendientes sean inferiores, pero sí invita a ser mucho más optimista por razones que a nadie escapan.

Si a todo lo anteriormente expuesto se une el hecho de que el Slavia de Praga no se juega nada a excepción del incentivo económico que para los clubes reportan las victorias en esta competición, el Sevilla no puede estar una situación más favorable para dar ese paso a octavos como primero de grupo. Esta temporada, el rendimiento del equipo está siendo muy diferente en Liga y Champions, pero al menos en este torneo los nervionenses están respondiendo. Tras perder en su debut, en Londres, han logrado cuatro victorias consecutivas, y la motivación es máxima de cara al choque de hoy.

Antes de la pasada jornada, el Slavia seguía teniendo opciones de clasificarse, pero las tiró tras empatar con el Steaua, equipo que hoy visita el Emirates Stadium sin nada en juego, ya que el tercer puesto, y por tanto el pase a los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA, es ya de los checos. En cualquier caso, la victoria del Sevilla sobre el Arsenal le habría dejado fuera incluso si hubiese ganado.

Cuando se conoció la composición del grupo, el optimismo fue generalizado, pero dado el posterior desarrollo de la temporada llegar a esta última jornada en una situación tan favorable supone todo un logro.

Eso sí, conviene no olvidar que el Arsenal acecha y de qué manera. Un triunfo suyo unido a un empate nervionense provocaría que ambos equipos igualaran a puntos, por lo que para decidir quién es el primero de grupo habría que acudir al mayor número de puntos obtenidos en los encuentros disputados entre los equipos en cuestión -es el mismo, tres- y luego a la mejor diferencia de goles en los encuentros disputados entre ellos, donde el Arsenal saldría ganador por haber ganado 3-0 en Londres, ya que el Sevilla se impuso por 3-1, y por tanto ese gol encajado beneficiaría a los de Wenger.

Capaz de lo mejor y también de lo peor, el Sevilla necesita ofrecer esta noche su mejor cara, esa de equipo fuerte en defensa y demoledor en ataque que ahora muestra con cuentagotas, especialmente en lo que a su faceta defensiva se refiere. Jiménez no podrá contar por sanción con Keita ni Adriano, mientras que por lesión se quedan fuera otro buen puñado de futbolistas, como viene siendo costumbre. Salvo sorpresa, alineará un once de garantías, con Kanouté y Luis Fabiano como puntas de lanza y Drago en el eje de la zaga, a la que vuelve Crespo. Todo con tal de no desperdiciar esta gran ocasión.

  • 1