Deportes

Objetivos casi cumplidos

el 10 may 2010 / 05:26 h.

Falta una jornada para que termine la Liga en Primera División. La emoción arriba y abajo y también para Europa llegará hasta el final.

Preciosa Liga, aunque me embargue la duda de si no será peligrosísima otra nueva situación de FC Barcelona y Real Madrid con distancias siderales sobre sus adversarios. El domingo el Barcelona se proclamará campeón, con todos los respetos hacia su rival, el Valladolid, y el Real Madrid, esperando el milagro, puede enviar al Málaga al infierno de la Segunda división.

 

Almería como solución. Cuando un equipo es tan superior como lo fue el Barça sobre el Sevilla, sólo un milagro o jugadores decisivos pueden cambiar un partido. Con 0-3 y con los de Guardiola dueños y señores del campo y del juego, llegaron dos minutos clave en los que aparecieron Kanouté y Luis Fabiano con sus goles y dieron emoción a un partido que hasta entonces, por la enorme diferencia de juego, no la había tenido. Menos mal que el Deportivo venció al Mallorca y al Sevilla le vale ganar ante un Almería que no se juega nada para volver a tener la posibilidad de jugar de nuevo la Champions. Barcelona y Sevilla, de una y otra forma, casi habían logrado sus objetivos.

Lamentable partido bético. Cualquier adjetivo calificativo negativo le cabe al empate a uno entre el Real Betis y el Real Murcia. Lamentable partido bético. Sumando un punto por jornada es imposible alcanzar a sus rivales y cada vez se ve más lejos el ascenso, único objetivo del conjunto verdiblanco en esta penosa temporada. El efecto Víctor Fernández da la impresión que se evapora como la fuerza en las antiguas gaseosas cuando se destapaba el tapón.

El equipo no tiene fútbol, la plantilla no parece que esté a la altura de la calidad que se le presupone, especialmente por los contratos de los jugadores con respecto a los de su categoría, y tampoco hay ese espíritu que pareció insuflar al equipo la llegada del entrenador aragonés Víctor Fernández. El equipo se vuelve a caer. Todo este cúmulo de aspectos negativos lleva a la conclusión de que sólo un cambio radical, que hoy no se vislumbra por lo que ofrece este equipo, llevaría a una situación futbolística de juego y resultados que a día de hoy, visto el partido ante el Murcia, un equipo que lucha por no descender a la Segunda B, parece una quimera.

  • 1