Cultura

Obras maestras del Barroco sevillano viajarán a Londres

Serán en concreto diez piezas de imaginería sevillana, procedentes del Museo de Bellas Artes, de la iglesia del Salvador, de la Universidad de Sevilla y otros conventos de la ciudad, las que emprendan después del verano el viaje a Londres para participar en la gran exposición europea del otoño.

el 16 sep 2009 / 04:02 h.

Serán en concreto diez piezas de imaginería sevillana, procedentes del Museo de Bellas Artes, de la iglesia del Salvador, de la Universidad de Sevilla y otros conventos de la ciudad, las que emprendan después del verano el viaje a Londres para participar en la gran exposición europea del otoño. Sacred made real (Lo sagrado hecho real) es el título de una muestra que ocupará las cinco salas principales de la National Gallery en la capital británica y que pretende "poner en valor el arte religioso del siglo de Oro español", según explicó ayer a la prensa el comisario de la exposición, Xavier Bray.

La muestra, pues, presenta dieciseis tallas policromadas junto a 16 cuadros con el objetivo de mostrar que el enfoque hiperrealista de pintores como Velázquez o Zurbarán se apoyaba, claramente, en un conocimiento, y en algunos casos en la práctica directa, de la escultura. El Cristo crucificado (Art Institute of Chicago), obra maestra de Zurbarán de 1627 y préstamo crucial para esta exposición, que vuelve a Europa por primera vez en 50 años, logra sobre lienzo un efecto escultórico sorprendente. Pero además, cuando esta pintura se coloca junto a la talla policromada de Juan Martínez Montañés de 1617 (iglesia del convento del Santo Ángel de Sevilla), entre las dos formas artísticas se entabla un intenso diálogo natural.

Junto a esta pieza, la muestra contará con la Crucifixión de Juan de Mesa custodiada en la parroquia del Salvador (una versión de menor tamaño de la escultura original que procesiona el Domingo de Ramos con la cofradía del Amor); Cabeza decapitada de San Juan Bautista, también de Juan de Mesa (Catedral de Sevilla); San Ignacio meditando ante la cruz de Martínez Montañés (Hispalense); dos Inmaculada Concepción de Martínez Montañés, la primera perteneciente a la iglesia Nuestra Señora de la Consolación de El Pedroso, y la segunda, custodiada en la Universidad. De esta misma institución es la escultura San Francisco de Borja, de 1624, que actualmente se exhibe en la iglesia de la Anunciación, y que medita con una calavera en la mano.

Completan la expedición sevillana en Londres otro San Francisco de Borja meditando con una calavera, esta vez de Alonso Cano y pertenciente a los fondos del Museo de Bellas Artes; un San Bruno de Martínez Montañés, también de la pinacoteca sevillana; La Virgen de la Misericordia de Zurbarán (de la misma institución) y una Crucifixión de Martínez Montañés de la iglesia conventual del Santo Ángel de los Carmelitas Descalzos.

"El arte religioso de la España del siglo XVII buscó el realismo con un celo y una genialidad inquebrantables. Esta exposición presenta la idea de que, lejos de ser dos artes independientes, la pintura y la escultura estaban estrechamente ligadas en una relación de interdependencia", manifestó Bray, que cuenta también con préstamos del Museo Nacional del Prado, el Bellas Artes de Granada y la Catedral de Toledo, entre otros

  • 1