Obras Públicas defiende su actuación frente a las nevadas en la Sierra Norte

Respuesta frente a las críticas. La consejera de Obras Públicas y Transportes, Rosa Aguilar, aseguró ayer que la Administración andaluza actuó de manera rápida para resolver los problemas que surgieron en las carreteras de la Sierra Norte el pasado fin de semana como consecuencia de la nevada que afectó a buena parte de la provincia.

el 12 ene 2010 / 20:55 h.

Coches atrapados por el temporal del domingo en la carretera de El Pedroso.

En la rueda de prensa que tuvo lugar tras la reunión del Consejo de Gobierno, la consejera manifestó que entiende que los alcaldes quisieran que todo estuviera resuelto en un minuto, pero afirmó que la Junta se puso en marcha desde el primer momento para dar una respuesta inmediata a las incidencias. "La rapidez ha sido plena y total", dijo Aguilar, que señaló que la prioridad era que el trabajo estuviera bien hecho para que los ciudadanos estuvieran seguros a la hora de desplazarse.

La Consejería de Obras Públicas y Transportes movilizó el domingo en la comarca de la Sierra Norte durante la nevada seis máquinas quitanieves, con 12 personas, y repartió un total de 7.500 kilos de sal.

Según informó el lunes Obras Públicas y Transportes, "en todo momento" hubo un itinerario abierto "totalmente" al tráfico de las carreteras Alanís-Cazalla, Cazalla-Constantina y Constantina-Lora del Río. Esto no impidió que centenares de personas tuvieran que buscar un alojamiento para pasar la noche en la sierra ante el mal estado de las vías.

Aguilar asegura que los servicios de la Consejería "en ningún momento se retiraron" de la carretera A-433 que une las localidades de Guadalcanal y Alanís, que tuvo que ser cortada en dos ocasiones por la acumulación de nieve. Por último subrayó que actualmente no hay ningún núcleo aislado por cortes de carretera y en las vías cortadas por intervenciones hay pasos alternativos.

En cuanto a la comunicación con los alcaldes, ésta se inició desde el momento en que comenzaron los problemas, destacan desde la consejería. El director general de Infraestructuras Viarias, Pedro Rodríguez Armenteros, informó a los alcaldes de Cazalla de la Sierra, Alanís y Guadalcanal de las actuaciones realizadas. En torno a las 10.00 horas del domingo se produjo la primera nevada, que conllevó "múltiples" llamadas al centro de conservación de carreteras. A las 12.00 horas, se detectó la primera gran complicación en la A-433, entre Guadalcanal y Alanís entre los puntos kilómetros 11 y 14. Ante esto, de forma "inmediata", según la Consejería, se desplazaron al lugar dos máquinas quitanieves y seis personales que permiten el tráfico por uno de los carriles mientras que en el otro se iba retirando la nieve.

Así, a las 14.00 horas se abre completamente al tráfico, pero vuelve a nevar intensamente, lo que provoca que los servicios desplazados a la zona se mantengan allí, retirando nieve y facilitando el paso a los vehículos. Según Obras Públicas, la A-433 quedó abierta al tráfico a las 17.00 horas si bien los alcaldes mantienen que fue en torno a las 19.00 horas, cuando muchos ya habían buscado alojamiento.

  • 1