Local

Obras Públicas instala pantalla antirruido en Torreblanca y Montequinto

el 22 sep 2009 / 18:43 h.

TAGS:

La autovía Sevilla-Utrera a su paso por Montequinto.
La autovía Sevilla-Utrera a su paso por Montequinto.

La Consejería de Obras Públicas instalará pantallas acústicas en dos carreteras del área metropolitana para reducir el impacto del ruido en las viviendas. Se trata de la autovía Sevilla-Málaga (A-92) a su paso por el barrio de Torreblanca (Sevilla) y la Sevilla-Utrera (A-376) a la altura de Montequinto (Dos Hermanas). En total será una barrera de un kilómetro.

Estos trabajos responden a un mapa de ruidos que Obras Públicas elaboró para las carreteras del área metropolitana de Sevilla y que detectó como puntos especialmente sensibles los dos mencionados.

La instalación a la altura de Torreblanca comenzó esta misma semana. Se colocarán 540 metros de pantallas antirruido en su fachada con la A-92, entre los puntos kilométricos 0 al 4. En realidad es una segunda fase de instalación de pantallas fono absorbentes, que se suma a la primera de 300 metros, ya completada en diciembre de 2008.

La actuación supone una inversión de 836.483,69 euros y reducirá notablemente el nivel de ruido que soportan las viviendas anexas a la carretera. Las obras tendrán una duración de tres meses. De igual modo, está previsto reducir el impacto visual de las pantallas mediante la alternancia de paneles de hormigón y metacrilato, según informó ayer Obras Públicas en un comunicado.

Por otra parte, en el casco urbano de Montequinto, Obras Públicas también prevé la instalación de 540 metros de pantalla antirruido en la margen derecha de la A-376, según el mapa de ruidos ya señalado. Esta actuación supondrá una inversión ligeramente superior a la anterior. En concreto, se invertirán 860.132,59 euros para un proyecto que beneficiará a las viviendas anexas a la carretera en las avenidas de San José de Calasanz y Madre Paula Montalt, así como al colegio de San Hermenegildo de este barrio de Dos Hermanas. Las obras tendrán también una duración de tres meses y comenzarán a principios de octubre.

En ambos casos se trata de dos vías que soportan una gran afluencia de tráfico, lo que supone molestias para las áreas residenciales que las jalonan. De este modo, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), la A-376 soporta una densidad de tráfico de cerca de 35.000 vehículos diarios por sentido en días laborables. Por su parte, la A-92, que comunica además con el mayor eje de polígonos del área metropolitana, tiene una densidad de tráfico media de 50.000 vehículos por sentido, también en días laborables.

Para el caso de Montequinto, la Junta de Andalucía confirmó el pasado año su intención de proceder a un soterramiento o depresión de la autovía para acabar con una cicatriz que divide en dos el distrito de Quinto, separando los barrios de Montequinto y Condequinto. Sobre si la instalación de pantallas acústicas supone desechar o retrasar el citado proyecto, la delegada provincial de Obras Públicas, Salud Santana, expresó ayer que esta segunda inversión es a medio plazo por la tramitación que requiere. "Pasarán en torno a dos años hasta que sea una realidad", indicó.

Sin embargo, aseguró que este proyecto no está descartado ni mucho menos. Igualmente, aclaró que las pantallas fono absorbentes que se van a instalar son "de quita y pon" por lo que podrán ser reutilizadas una vez que dejen de cumplir su función en Torreblanca y Montequinto.

  • 1