Local

"Occidente debe aprender la lección de las revueltas árabes"

La activista comparte su visión sobre las revueltas en los países árabes que buscan derogar a regímenes totalitarios.

el 22 may 2011 / 18:49 h.

TAGS:

Con motivo de su reciente visita a Sevilla, la activista pro derechos humanos de los saharauis ha comentado su visión sobre las actuales protestas que están tambaleando a los países árabes y el papel de Occidente al respecto.

-¿Occidente debe involucrarse en el conflicto del Sáhara o es un asunto sólo de sus ciudadanos?
-Es el propio pueblo quien tiene que decidir si ser marroquí independiente u otra opción, aunque interpelo a la comunidad internacional para que tome medidas en contra de la violación de los derechos humanos. Occidente tiene que aprender la lección después de las manifestaciones del mundo árabe. Deben dar la palabra al Sáhara de una forma pacífica, a través de un referéndum.

-¿El campamento de El Aaiún ha sido la antesala de las actuales protestas árabes?
-Indudablemente. Lo que está pasando actualmente lo empezamos los saharauis. El problema es que nosotros somos menos que en Egipto o Túnez. Se nos ve menos. Es duro, pero es así.

-¿Cómo está actualmente la situación en El Aaiún? ¿Sigue habiendo enfrentamientos?
-Claro. Lo que pasa es que el bloqueo mediático impide ver lo que ocurre. Vemos enfrentamientos entre la Policía y jóvenes manifestantes. Es muy doloroso ver a la juventud de mi país recurrir a la violencia para conseguir los derechos de mi pueblo.

-¿A qué tipo de bloqueo mediático se refiere?
-Durante más de 30 años, Marruecos ha vendido al mundo una imagen que no es cierta, diciendo que los saharauis que nos encontramos bajo su administración tienen los mismos derechos que los ciudadanos de origen. Esto es totalmente falso. Gracias a las manifestaciones pacíficas, a la Intifada, al trabajo de activistas de los derechos humanos y el papel de internet hemos podido desmentir esta propaganda marroquí. Ahora el mundo entero sabe que es muy difícil vivir en el Sáhara Occidental ocupado. Saben que existe un problema.

-¿Qué opinión tiene sobre las revueltas que se están produciendo en Marruecos?
-El pueblo marroquí está reivindicando cambios en la Constitución sin tocar la figura del Rey. Damos la mano al pueblo marroquí y les deseamos de todo corazón que consiga sus propósitos.

-¿Estas reivindicaciones se unirán a las de su pueblo?
-Yo creo que son dos demandas totalmente distintas. Sin embargo, yo creo que unidos podemos mantener la paz en esta región, evitando las pérdidas que hemos sufrido tanto el pueblo saharaui como el marroquí. Ellos deben tener el coraje para hablar y tratar el proceso de descolonización del Sáhara por parte del Gobierno de Marruecos.

-¿Qué posición tiene el Frente Polisario ante las manifestaciones de Marruecos?
-El Frente Polisario tiene una opinión y yo, como activista de los derechos humanos, tengo otra. Yo respeto al pueblo marroquí. Creo que son capaces de cambiar la realidad del país y es por ello por lo que he dicho que deseo que el pueblo marroquí sea capaz de sobrepasar estos obstáculos impuestos por el régimen marroquí, incluso el del Sáhara Occidental.

-¿Qué se le pasó por la cabeza antes de ponerse en huelga de hambre?
-No era la primera vez que yo hacía una huelga de hambre. Hice otra durante mi estancia en la cárcel, en el año 2005, para protestar por las condiciones deplorables penitenciarias en las que me encontraba. Al llegar al aeropuerto de Lanzarote le dije a la Policía española que yo no estaba allí por mi voluntad y que el Gobierno español tenía que asumir su responsabilidad política. Cuando inicié mi lucha en el aeropuerto le hice una declaración al Gobierno español, diciéndole que, si no podía volver a mi patria con mi familia, iba a hacer una huelga de hambre indefinida. Era muy difícil para mí, pero me sentía indignada y sin armas. Como activista de derechos humanos y ciudadana saharaui creo en la lucha limpia, pacífica y no violenta. Las únicas armas que puedo usar para protestar son las palabras y las huelgas de hambre.

-¿Cómo ve el futuro del pueblo saharaui?
-Yo soy optimista. Nunca he pensado que el futuro del pueblo saharaui sea imposible o irrealizable, aunque sí creo que es un camino largo y muy duro, pero algún día, sin duda, estoy convencida de que lo conseguiremos.

  • 1