Local

Ocho de cada diez andaluces ven la situación económica "mala" o "muy mala"

el 29 dic 2010 / 12:45 h.

TAGS:

El 81,5 por ciento de los andaluces y el 95,1 por ciento de los empresarios considera que la situación económica de la comunidad es "mala" o "muy mala", y el 40,2 por ciento de los ciudadanos (el 33,8 de los empresarios) cree que la crisis no va a remontarse hasta después de 2013 como mínimo.

Así se recoge en el VI Barómetro de Percepción de la Economía Andaluza, presentado hoy por el director de la Escuela Andaluza de Economía, Manuel Ángel Martín, realizado durante el pasado noviembre y en el que se ha entrevistado a 814 residentes en Andalucía mayores de 16 años y a los responsables de 808 establecimientos empresariales ubicados en la comunidad.

El informe señala que la valoración de la situación económica de Andalucía ha empeorado notablemente desde 2007, ya que antes de la crisis eran dos de cada diez los andaluces que opinaban que la situación era "mala" o "muy mala", mientras entre los empresarios el porcentaje ha aumentado del 25 por ciento al 95.

En cuanto al entorno económico más próximo -el del propio hogar o empresa- sólo el 27 por ciento de los hogares y el 12 de las empresas considera su situación positiva, lo que supone un desplome en la autovaloración empresarial (la mitad dicen irles mal o muy mal, cuando antes se expresaba así el 5 por ciento).

También desciende de forma importante la proporción de ciudadanía y empresas que espera una salida de la crisis en menos de un año o de uno a dos años, mientras, por el contrario, aumenta la proporción de quienes esperan que la situación mejore sólo después de 2013 como mínimo (40,2% de los hogares y 33,8% de los empresarios).

Aumenta ligeramente el porcentaje de población que cree que la economía seguirá cayendo hasta tocar fondo (55% en 2010 frente al 49,7% de 2009), aunque desciende entre los responsables empresariales (mientras el 55,7% defendía esta postura hace doce meses, en la actualidad lo hace el 45,7%).

En noviembre de 2010 vuelve a repuntar el pesimismo en relación a la mejora económica del próximo año, ya que las expectativas favorables de 2009 para cerca del 30% de los hogares han descendido hasta el 17%, con una tendencia similar entre los empresarios, con el 40% que espera que 2011 sea igual que 2010.

El barómetro ha preguntado también sobre los presupuestos públicos del año que viene, que el 65% de los empresarios considera tienen una influencia alta en la marcha de su negocio, mientras entre los ciudadanos se queda en el 26%, a pesar de que entre el 70 y el 90% de ambos colectivos manifiestan conocer poco o nada sus contenidos, tanto del Estado como de la Junta y ayuntamientos.

Sólo una minoría de empresas (7%) y ciudadanos (17%) considera que hay margen para aumentar los impuestos (IVA, impuesto de sociedades e IRPF en los primeros lugares) y más del 80% de los dos grupos coinciden en que el Estado puede reducir gastos, aunque prefieren que se mantengan como prioritarias las partidas destinadas a sanidad, educación, desempleo y ayudas a empresas.

Dentro de las medidas puestas en marcha por el Gobierno contra la crisis, más del 60% de los encuestados cree que las más eficaces han sido las rebajas salariales de los miembros del Ejecutivo y de los empleados públicos, junto a la reducción tanto de ayudas a países subdesarrollados como de aportados del Estado a comunidades autónomas y ayuntamientos.

El 82% de la ciudadanía y el 84% de los empresarios califica como "poco" o "nada necesario" aumentar la edad de jubilación para mantener en el futuro el sistema de pensiones, y para la mitad de la población andaluza (el 92% de empresarios) la huelga general del 29 de septiembre ha tenido un seguimiento minoritario.

Entre las empresas hay más confianza que entre la población en general en los efectos que podría tener un pacto de estado sobre economía entre Gobierno y oposición, aunque ni empresarios ni ciudadanos creen que se vaya a producir, ya que el 90% y el 74% respectivamente lo ve "difícil" o "imposible".

  • 1