Local

Ocho empresas optan a concluir las obras de la capilla de la calle Pureza

Ocho empresas sevillanas han sido invitadas a participar en el concurso convocado por la Esperanza de Triana para la contratación de la segunda y tercera fases del proyecto de ampliación de la capilla de los Marineros.

el 15 sep 2009 / 05:53 h.

TAGS:

Ocho empresas sevillanas han sido invitadas a participar en el concurso convocado por la Esperanza de Triana para la contratación de la segunda y tercera fases del proyecto de ampliación de la capilla de los Marineros. El plazo mínimo de las obras será de 12 meses. El IAPH restaurará el retablo de la Virgen.

El concurso que posibilitará el inicio de las obras de las fases 2 y 3 ya está en marcha, y si todo sigue su curso normal de aquí a "quince días" ya se conocerá el nombre de la empresa adjudicataria de los trabajos que completarán el proyecto iniciado en su día, según informó a este periódico el hermano mayor de la corporación de la calle Pureza, Adolfo Vela.

Ocho son las empresas constructoras que han sido invitadas por la cofradía trianera al concurso de ejecución de obra: Aval, Reifs Construcción, GTM, Construcciones Dolfa, Trearte, Delta Nueve, Selosa y Joaquín Pérez Díez, empresa ésta última con la que se rescindió de manera amistosa el contrato de ejecución de la totalidad de la obra después de la mediación que llevó a cabo el abogado Joaquín Moeckel.

Según subraya el hermano mayor, la lista la componen empresas con sobrada "experiencia en rehabilitaciones" y de "solvencia contrastada". El deseo de la cofradía es adjudicar en un plazo de quince días la contratación y ejecución de la obra para que el próximo 1 de julio "ya estén entrando los albañiles".

El plazo mínimo de ejecución de las fases 2 y 3 del proyecto será de 12 meses, con la salvedad, matiza Adolfo Vela, de que "para la Semana Santa de 2009 la capilla tiene que estar operativa para salir de allí". La segunga fase consiste en la construcción de la nave del Cristo de las Tres Caídas en el lugar que hoy ocupan las dependencias de la casa de hermandad y la sacristía (finca número 51 de la calle Pureza).

El proyecto se rematará con la conexión de la capilla actual con las fases 1 y 2 de las obras, lo que obligará a clausurar el templo durante unos meses y al consiguiente traslado de las imágenes a la vecina parroquia de Santa Ana.

Para liberar la finca número 51, en cuestión de días habrá de comenzar la "mudanza" a las nuevas dependencias (fincas números 55 y 57 de la calle Pureza), en las que aún se están acometiendo algunas modificaciones para su pleno acondicionamiento.

La cofradía trianera lleva invertidos hasta ahora 1.850.000 euros en la ampliación de su capilla, una cifra que, según los cálculos de la junta actual, se disparará hasta los 4,2 millones de euros sumando el capítulo de obra de las fases 2 y 3 del proyecto los costes de la instalación de nuevo mobiliario (en la tienda de recuerdos, por ejemplo, se implantará el sistema del código de barras para todos los artículos), de la modernización de las líneas de teléfono y ordenadores conectados en red y del nuevo retablo del Cristo de las Tres Caídas.

La hermandad de la cale Pureza ha alcanzado un acuerdo con la Consejería de Cultura para que sean los técnicos del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico los encargados de restaurar el retablo de la Santísima Virgen.

  • 1