Local

Ocho meses sin dinero para parkings

La empresa Construcciones Azagra obtuvo en 2007 a través de la sociedad Equipark la concesión de 13 aparcamientos para residentes. Y en octubre de 2008 la firma se enfrentó a un concurso de acreedores. Pese a esto, el Ayuntamiento no ha iniciado hasta mayo los trámites para rescatar la concesión y reactivar los proyectos.

el 16 sep 2009 / 04:16 h.

TAGS:

R. V. / J. A.

La empresa Construcciones Azagra obtuvo en 2007 a través de la sociedad Equipark la concesión de 13 aparcamientos para residentes. Y en octubre de 2008 la firma se enfrentó a un concurso de acreedores. Pese a esto, el Ayuntamiento no ha iniciado hasta mayo los trámites para rescatar la concesión y reactivar los proyectos.

La delicada situación económica de Azagra, que ha provocado la paralización de 13 aparcamientos de residentes en la ciudad por los que miles de vecinos han abonado 1.000 euros en concepto de reserva de sus plazas, se inició a finales del año pasado. Según ha podido saber este periódico, la compañía Revestimientos Kamares S.L., una constructora de Dos Hermanas, presentó un concurso necesario -la figura que sustituye a la antigua suspensión de pagos- en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla contra Construcciones Azagra. Este proceso, que se produce por impago a uno de los proveedores, se inició en octubre de 2008. La vista se celebró en marzo de 2009, y fue en ese momento cuando se resolvió la causa debido a que la empresa denunciante desistió por lo que el concurso de acreedores fue archivado.

Pese a este proceso, a finales de marzo, el grupo municipal del PP difundió una respuesta escrita realizada por la Delegación de Movilidad en la que ésta aseguraba desconocer si Azagra se enfrentaba a un concurso de acreedores y atribuía el retraso en el aparcamiento de Bami a problemas con la documentación que se debía presentar. El plazo en el que se produjo el proceso por el concurso de acreedores coincide con los meses en los que decenas de usuarios han visto como se rechazaban sus peticiones de devolución de los 1.000 euros que aportaron en concepto de entrada por sus aparcamientos.

No ha sido, sin embargo, hasta el mes de mayo cuando el Ayuntamiento ha decidido oficialmente intervenir. En esas fechas la Delegación de Movilidad, que dirige Francisco Fernández, inició los trámites para retirar la concesión de los aparcamientos a esta empresa. En estos momentos se mantienen negociaciones con varias opciones encima de la mesa. El Ayuntamiento busca bien un acuerdo con la empresa, bien iniciar un procedimiento largo y costoso de rescate de las concesiones. Éste además podría agravar la situación económica de la empresa, ya que quedaría invalidada para concurrir a cualquier concurso público.

Y una vez recuperada esta concesión, el Consistorio tiene abiertas varias opciones. La preferente, como ya informó este periódico, es que sea Emvisesa la que se encargue de ejecutar la construcción de los aparcamientos o al menos de los principales para poder tener alguno abierto antes de la finalización del mandato. Pero el propio alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, indicó ayer a Radio Sevilla, que también se está negociando con otras empresas, aunque admitió que la crisis dificulta esta vía. Si no se encuentra una solución, los proyectos quedarán en manos de la empresa municipal.

No serán los primeros aparcamientos subterráneos que construye Emvisesa, cuyo objeto social se revisó recientemente para que pudiera hacer frente a todo tipo de proyectos de construcción de equipamientos e infraestructuras públicas. Pese a esto, en el Gobierno local hay voces, como la de IU, que advierten del riesgo de saturar a la empresa que nació para construir viviendas.

  • 1