Deportes

Oda al juego por bandas

Jiménez ha superado a Pellegrini claramante sobre la pizarra. El juego por las bandas y la superioridad numérica hizo añicos al Real Madrid.

el 04 oct 2009 / 22:09 h.

Zokora controla un balón ante Guti.

El Sevilla fue superior táctica y hasta físicamente al Real Madrid. Supo explotar perfectamente sus virtudes e impuso en todo momento su juego. Llevó el peso cuando debió hacerlo y buscó la contra de forma inteligente cuando tocaba.

Una de sus principales virtudes, desde hace varios años, es su vertiginoso juego por las bandas. Ayer hizo una oda al juego de extremos. Jesús Navas y Perotti desarbolaron a sus pares madridistas, solos y acompañados, porque los laterales se desdoblaron en multitud de ocasiones.

Una buena prueba de ello es el gol nervionense, con un pase de Fernando Navarro desde la izquierda y un remate de Navas en el segundo palo. Eso en ataque, faceta en el que el juego interior de Luis Fabiano y Negredo dotaba al juego de ese factor sorpresa necesario. En defensa la fórmula fue el achique de espacios y la presión agobiante, sobre todo en la zona determinante, cerca del área, donde apenas hubo espacios.

Quizás por eso prefirió Jiménez optar por un jugador rápido en el centro de la defensa cuando se lesionó Squillaci. Lo que había que proteger era la espalda, y hacerlo con velocidad, y Konko fue el elegido para hacerlo. Con los minutos el equipo se quedó algo más partido, pero hasta entonces las ayudas se multiplicaron para superar también a los de Pellegrini.

  • 1