Cultura

Odyssey carga contra España por el botín de ‘La Mercedes’

La empresa cazatesoros reclama la posesión de las 500.000 monedas de oro y plata halladas en el pecio.

el 19 ago 2010 / 19:34 h.

La empresa estadounidense Odyssey presentó ayer ante un tribunal de apelaciones de EEUU su respuesta al último informe de España sobre la propiedad del tesoro valorado en 500 millones de dólares hallado por esta compañía en 2007 en el fondo marino.

El documento, de 39 páginas, en la que probablemente sea la última ronda de alegatos por ambas partes, intenta convencer al Undécimo Tribunal de Apelaciones de EEUU, con sede en Atlanta (Georgia), de que anule la decisión de un juez de Tampa (Florida), que exige la devolución del tesoro al Estado español.

La apelación de Odyssey Marine Exploration, Inc. descalifica ante esta instancia superior al tribunal de Tampa, que estableció en diciembre de 2009 que no tenía jurisdicción sobre el caso y luego ordenó que la empresa pusiera el tesoro en manos del Estado español.

La empresa de exploración marina mantiene con España un litigio por un tesoro de 500.000 monedas de plata y otros objetos que encontró en mayo de 2007 frente a las costas del Algarve (Portugal), en aguas internacionales.

El tesoro procede del buque de guerra español Nuestra Señora de las Mercedes, que se hundió en 1804 tras ser cañoneado por la flota inglesa.

En este documento, Odyssey "desenmascara la tergiversación" de los hechos realizada por España que ha contribuido al "error claro cometido por el tribunal de Tampa en su dictamen favorable a los intereses del Gobierno español", señala en un comunicado la empresa.

Así, condensa en cinco puntos las principales razones por las que reclama sus derechos sobre el tesoro de 17 toneladas: en primer lugar, "no había restos del barco ni de seres humanos" en el pecio Cisne negro, denominado así por la compañía; después, la actuación de Odyssey en la recuperación del tesoro fue en todo momento "apropiada y legal".

Otro punto medular en la reclamación de Odyssey es que, "de acuerdo con las pruebas" e "informes de expertos españoles", La Mercedes no navegaba en misión de guerra, sino en "misión comercial", por lo que el cargamento no estaba sujeto al principio de inmunidad soberana cuando desapareció en el Atlántico.

Además, insiste Odyssey, la mayor parte del cargamento que se encontraba a bordo del buque "no pertenecía a España", sino que "eran artículos de ciudadanos españoles". "El lenguaje emocional y exaltado utilizado por España en su respuesta a la apelación distrae de la verdad de los asuntos legales relevantes", afirma Melinda MacConnel, vicepresidenta de Odyssey.

"La respuesta de España a la apelación de Odyssey es un trabajo bien escrito, pero al igual que los relatos de historia ficción que cuenta, es sólo eso, ficción", señala Odyssey en los documentos.

También con duras palabras, el presidente de Odyssey, Greg Stemm, señala que en la mayoría de los informes presentados por España se "vilipendia el trabajo de Odyssey", "pese a que hemos desarrollado nuestras operaciones bajo los más exigentes estándares arqueológicos".

Odyssey está convencida de que al final prevalecerá se dictará una "resolución amigable".

  • 1