Olivareros reclaman en Espartinas apoyo político para hacer frente a la competencia desleal

Agricultores y representantes de administraciones públicas se reunieron ayer en torno a una mesa de trabajo para plantear la problemática y las soluciones de la aceituna de mesa sevillana

el 20 may 2014 / 23:26 h.

Parte de la mesa de trabajo entre los que estaban Dolores Bravo, Aurora Baena y Miguel Ángel Araúz. Foto: Alba Poveda Parte de la mesa de trabajo entre los que estaban Dolores Bravo, Aurora Baena y Miguel Ángel Araúz. Foto: Alba Poveda Agricultores de la aceituna de mesa del Aljarafe solicitaron ayer a los responsables políticos un mayor compromiso para acabar con la competencia desleal y evitar que sigan produciéndose pérdidas en los olivares sevillanos, que muchos productores optan por arrancar. El Ayuntamiento de Espartinas, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, reunió ayer a agricultores y responsables de administraciones públicas locales y autonómicas para exponer la situación en la que se encuentra la aceituna de mesa del Aljarafe en una mesa de trabajo, que se celebró en el Monasterio de Loreto, de la que se elaborará un plan de actuación para impulsar y revalorizar la también conocida como aceituna fina con el fin de defenderla y conseguir ayudas. Aunque las pérdidas son el problema más visible, los olivareros de variedades como la Manzanilla o la Gordal tienen que luchar con la comercialización de aceitunas de otras variedades y de otros puntos geográficos, tanto andaluces como españoles, como aceituna de mesa sevillana cuando no lo es. Una aceituna, la fina sevillana, que se caracteriza por su recogida manual, lo que encarece el coste de producción. Con el fin de defender este valor añadido, en marzo nacía la Asociación para la Promoción de las Aceitunas Sevillanas de las variedades Manzanilla y Gordal, una entidad que, según su secretario, Juan Luis Oropesa, se creó para «diferenciar y mantener la calidad de la aceituna manzanilla» propia de la provincia sevillana. Una de las vías para defender el producto del olivar sevillano es que Bruselas admita la propuesta de considerar la aceituna sevillana como una Indicación Geográfica Protegida (IGP). Opción, frente a la Denominación de Origen, que permitiría a los agricultores comercializar bajo esta etiqueta tanto la aceituna entera, deshuesada y rellena de productos naturales –aderezadas en salmuera– y que el agricultor recoge con la técnica del verdeo. Además, la IGP permitiría a los agricultores «asegurar sus productos, recibir una remuneración justa y garantizar tanto su nombre como sus propiedades», asegura Oropesa. Pese a que la provincia sevillana es la mayor productora de aceituna de mesa, en tan solo un año la producción descendió de 3.500 kilos a 1.000. Pero si se valoran los costes de producción de la aceituna fina, las pérdidas son de hasta un euro por kilo producido, según el técnico de ASAJA, José Pedro Guzmán. Descenso que no reflejan los precios del mercado, ya que el consumidor «sí paga el coste de producción», apunta Guzmán. Una situación que se da ya que en el reparto del valor entre productores, transformadores, envasadores y distribuidores son estos últimos los que mayor montante se llevan del precio al que se comercializa esta aceituna. Si a las pérdidas a la hora de producir se une el hecho de que en el último año se arrancaron en esta comarca mil hectáreas, el problema es aún mayor, ya que de las 950.000 que dan empleo directo, se reduciría a 40.000 si se optara por otros cultivos, como el almendro. Ante esta situación, los agricultores solicitaron ayer a los responsables políticos una mayor concienciación de su problema. En este sentido, el diputado en el Parlamento de Andalucía, Miguel Ángel Araúz, se comprometió a seguir defendiendo un plan de reconversión y reestructuración para que el olivar sevillano sea rentable. Un plan que pasa, según Araúz, por «adaptar la producción al comercio tanto en calidades como en variedades». Por su parte, la recién nombrada delegada de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Dolores Bravo, invitó a todos a «trabajar unidos para que la situación deje de ser complicada y se ponga en valor el olivar».

  • 1