Deportes

Oliver anuncia la impugnación de la junta porque la ve "ilegal"

«Al presidente de la asamblea le dijo su despacho que la aplazase».

el 14 dic 2010 / 07:17 h.

Luis Oliver no acudió a la junta que puso el punto y final (o seguido, según él) a su mandato. "Era una junta para que Lopera explicase una gestión oscura y la utilizan para echar al nuevo equipo de gestión, que nada tiene que ver con Lopera. No es mi junta, no tiene sentido ir", explicó ayer el navarro en la rueda de prensa de su adiós. "Tenemos más representación que el más representativo de la oposición; hablamos de 7.000 u 8.000 acciones. La idea era entrar y vigilar nuestra gestión, pero para qué ir, ¿para que jueguen con nuestra cabeza al fútbol? Tengo más categoría que eso. No quiero ser cómplice de lo que va a pasar. Prefiero estar rodeado de profesionales, no de unos agentes judiciales", criticó el ya ex consejero, que anunció que ahora comienza "la batalla jurídica" porque impugnará la junta.

El ex directivo verdiblanco fue muy rotundo en este sentido. "La junta es ilegal. Lo creemos nosotros, pero también la Fiscalía y hasta el despacho que convoca la junta, que dice que los administradores no pueden votar esos puntos y ha recomendado a su abogado que aplace la junta hasta que la Audiencia resuelva", explicó. Oliver fue más contundente incluso con los nuevos rectores. "Les hemos dejado el trabajo hecho, poco pueden hacer más que comer canapés en el palco", afirmó entre otras cosas, como que "la gestión deportiva ha sido impecable y el listón está muy, muy alto. Por muy mala gestión que hagan los administradores, no creo que afecten al equipo. Dios quiera que seamos sustituidos por poco tiempo porque desde un juzgado es muy difícil dirigir un club", agregó.

Según el sucesor de Lopera, esto "es un hasta luego". "La junta no va a ser la panacea de nada. Los que entran no representan a nadie, son eventuales y no pueden hacer un proyecto. Además, los administradores van a votar que no a catorce de los quince puntos; no creo que la oposición esté muy contenta. Si eso lo hiciéramos Lopera o yo, nos llamarían dictador", indicó Oliver.

  • 1